El Viaje de Libertad
El Viaje de Libertad

Foro dedicado a desvelar la Verdad; Información Oculta. Todas las Noticias de Actualidad del Planeta Tierra; Actividad Sísmica, monitoreo de la Actividad Solar... Sin olvidar el Físico, la Mente y el Espíritu del Ser Humano.
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
"Monitor Sísmico en Tiempo Real"
Diciembre 2016
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 
CalendarioCalendario

Últimos temas
» MENSAJES URGENTES PARA LA HUMANIDAD
Hoy a las 7:06 am por Salomon56

» Actualidad del Vaticano, el Papa Bergoglio y la Iglesia Cristiana
Hoy a las 5:19 am por Silden

» «“El culebrón de CFK»
Hoy a las 3:12 am por Silden

» Especial de Navidad 2016.
Ayer a las 8:17 pm por Sandokan

» Actividad Sismica Diciembre 2016.
Ayer a las 6:44 pm por cieloazul

» PLEYADIANA viviendo en México
Ayer a las 4:31 pm por Sarahiel

» Monitoreo de Huracanes 2016.
Ayer a las 3:07 pm por Sandokan

» Temblores en México 2016.
Ayer a las 3:01 pm por Sandokan

» Monitoreo Solar Diciembre 2016.
Ayer a las 2:56 pm por Sandokan

» SOLAR WARDEN FLOTA ESPACIAL SECRETA
Ayer a las 2:47 pm por Sarahiel

» Hallan muerto a Alberto Nisman, el fiscal que denunció a la presidenta de Argentina
Ayer a las 8:50 am por Silden

» «Al menos 97 muertos en un terremoto en Indonesia»
Ayer a las 7:48 am por Silden

» Mafia farmaceutica
Ayer a las 4:19 am por Sarahiel

» La Dra. Patricia Green compartió sus visiones de los tiempos finales
Ayer a las 4:04 am por Sarahiel

» Pelicula Completa Apocalipsis 10.5 (más vistas en castellano)
Miér Dic 07, 2016 12:08 pm por Harry de Luz

» Científicos exploraron la agridulce sensación de la nostalgia y ésto es lo que descubrieron
Miér Dic 07, 2016 9:05 am por Futura

» La verdadera historia de Papá Noel el chamán de la seta alucinógena
Miér Dic 07, 2016 8:51 am por Futura

» Terrible testimonio del doctor Lawrence Dunegan, el más oscuro secreto al descubierto
Miér Dic 07, 2016 6:48 am por Futura

» ¿Extraterrestres hacen «invisibles» sus planetas para no ser detectados?
Miér Dic 07, 2016 6:02 am por Futura

»  Ganó Donald Trump: "Vamos a renovar el sueño americano"
Miér Dic 07, 2016 5:02 am por Sarahiel

» Los beneficios de consumir cáscara de huevo
Mar Dic 06, 2016 2:57 pm por Futura

» CONSPIRACIÓN MARTE (Actualizado)
Mar Dic 06, 2016 1:53 pm por Futura

» NASA ADMITE: ALGUIEN TOMÓ EL CONTROL.....
Mar Dic 06, 2016 12:34 pm por Futura

» Las tabletas de plomo de 2.000 años de antigüedad que fueron encontradas en una cueva en Jordania son auténticas, aseguran los investigadores.
Mar Dic 06, 2016 8:56 am por Futura

» Elecciones en EE.UU.:"una bomba está a punto de explotar" Actualizado: envían invitación oficial para la asunción de Hilary
Mar Dic 06, 2016 8:38 am por Futura

» Profecías 2017 Actualizado: la portada The economist para 2017
Lun Dic 05, 2016 5:41 pm por Futura

» Se cae el velo entre dimensiones y empezamos a ver más allá de la 3D (Actualizado)
Lun Dic 05, 2016 12:06 pm por Futura

» Seguimiento de los Informes de Benjamin Fulford (Sociedad del Dragon Blanco)
Lun Dic 05, 2016 11:57 am por Silden

» Cinco cometas se acercan
Lun Dic 05, 2016 7:23 am por Futura

» ¿Apocalipsis ya? aparecerá en los cielos la primera señal el 20 de noviembre (Estrella de Belén en camino?)
Lun Dic 05, 2016 6:09 am por Futura

» El misterio de las Rocas Lunares - José Luis Camacho
Dom Dic 04, 2016 5:55 am por Admin Arwen

» Un vidente brasilero predijo en marzo: "Un equipo de futbol entero va a morir en un avión" (Actualizado)
Sáb Dic 03, 2016 11:00 am por Futura

» «Alerta amarilla técnica por el volcán chileno Hudson en Los Antiguos y Perito Moreno»
Sáb Dic 03, 2016 7:18 am por Silden

»  ¡ALERTA! Gigantesca Anomalía Esférica Aparece en Nuestro Sistema Solar(Actualizado: el 30 de noviembre apareció nuevamente!)
Vie Dic 02, 2016 11:11 am por Futura

» Monitoreo Solar Noviembre 2016.
Jue Dic 01, 2016 9:39 am por Sandokan

» Descubren antiguo texto prohibido que enseña habilidades sobrehumanas
Jue Dic 01, 2016 8:07 am por Futura

» Las increíbles cirugías plásticas practicadas en Korea - FOTOS
Jue Dic 01, 2016 8:02 am por Futura

» Comienza el mayor experimento de física cuántica del mundo para contradecir a Einstein
Jue Dic 01, 2016 7:52 am por Futura

» «Así es el final de la globalización»
Miér Nov 30, 2016 11:21 pm por Silden

» «"Millones de vidas en peligro": La nueva advertencia de Hawking esta vez no viene del espacio»
Miér Nov 30, 2016 11:11 pm por Silden

» «Costa Rica y Nicaragua decretan emergencia nacional ante la aproximación del huracán Otto»
Miér Nov 30, 2016 10:51 pm por Silden

» La curacion de todas las enfermedades y el fin de las farmaceuticas
Miér Nov 30, 2016 9:46 pm por Javi

» Nassim Haramein...
Miér Nov 30, 2016 2:16 pm por Admin Natha

» LAS DIEZ NOTICIAS MÁS CENSURADAS 2015-2016
Miér Nov 30, 2016 1:18 pm por Sarahiel

»  Un saludo
Miér Nov 30, 2016 1:04 pm por Admin Arwen

» El código secreto del corazón (Actualizado)
Miér Nov 30, 2016 11:12 am por Futura

» El zumbido que sale de la Tierra
Miér Nov 30, 2016 11:02 am por Futura

» Efectos espirituales del insulto y por qué hablar en voz baja y no en voz alta
Miér Nov 30, 2016 10:57 am por Futura

» Actividad Sismica Noviembre 2016.
Miér Nov 30, 2016 10:09 am por Sandokan

»  Naves Con Rayos de Plasma, Gigantesco OVNI Cigarro Captados Junto al Sol. Noviembre 2016
Miér Nov 30, 2016 7:57 am por Futura

» Respiracionismo
Mar Nov 29, 2016 1:52 pm por Javi

» Un gigantesco Cubo Extraterrestre se acerca a la Tierra - (Culto a Saturno)
Mar Nov 29, 2016 12:38 pm por Futura

» Bailamos :)
Mar Nov 29, 2016 9:02 am por Harry de Luz

» GÉNESIS 64 LA HISTORIA DE NUESTRO PLANETA - VIDEO
Lun Nov 28, 2016 2:49 pm por Futura

» Encuentran un océano a una profundidad de mil kilómetros en el interior de nuestro planeta
Lun Nov 28, 2016 2:27 pm por Futura

»  20 Formas de ordenar el cerebro y tranquilizar la mente
Dom Nov 27, 2016 5:41 pm por Futura

» Ültima entrevista José Luis Parise. Cambio de era, Profecías, final de la iglesia.
Dom Nov 27, 2016 1:14 pm por Futura

» Muere Fidel Castro.
Dom Nov 27, 2016 9:33 am por Sandokan

» Hercolubus, Nibiru, Planeta X.......
Dom Nov 27, 2016 8:57 am por Harry de Luz

» EL HERMANO GEMELO DE JESÚS
Dom Nov 27, 2016 5:56 am por Futura

» Desde México les saludo
Dom Nov 27, 2016 5:14 am por Javi

» Así vive Kazim Gurbuz "Yogi" - El viejo más joven del mundo
Dom Nov 27, 2016 5:13 am por Javi

» «Reportan un sismo en Uruguay»
Sáb Nov 26, 2016 2:40 pm por Futura

» El vicepresidente de EE.UU. le envió a Obama un collar con el símbolo pedófilo para su cumpleaños
Sáb Nov 26, 2016 1:26 pm por Futura

»  ¿Qué pasa en tu cerebro cuando hay rebajas?
Sáb Nov 26, 2016 1:14 pm por Futura

»  Crean una forma de vida extravagante capaz de producir moléculas con silicio
Sáb Nov 26, 2016 1:08 pm por Futura

» Sekhmet, protectora de Egipto en su Era Oscura
Sáb Nov 26, 2016 12:49 pm por Futura

» Alemania aconseja a sus ciudadanos prepararse para un ataque o una catástrofe (Actualizado)
Sáb Nov 26, 2016 9:34 am por Silden

» Cambios de imagen. Gracias.
Sáb Nov 26, 2016 6:32 am por Admin Arwen

» El lenguaje corporal del gato
Vie Nov 25, 2016 11:18 am por Futura

» Los illuminati y el primer contacto extraterrestre
Vie Nov 25, 2016 5:38 am por Admin Arwen

» Alerta de tsunami en Nicaragua tras un terremoto de 7,2 en el Pacífico
Jue Nov 24, 2016 6:48 pm por Silden

» Centenares de hospitalizados y al menos 4 muertos por tormenta eléctrica que originó ataque de asma generalizado en Australia
Jue Nov 24, 2016 6:34 pm por Futura

» «Francia En vivo: atentado en una casa de retiro para los monjes en Hérault»
Jue Nov 24, 2016 6:17 pm por Silden

» El secreto de un gran egiptólogo podría demostrar la presencia de aliens en el antiguo Egipto
Jue Nov 24, 2016 12:24 pm por Futura

» FUKUSHIMA M7.4 ANALISIS DE ALEX BACKMAN
Jue Nov 24, 2016 10:00 am por Sarahiel

» Geógrafo chileno: "Mendoza está bajo una amenaza sísmica permanente"
Miér Nov 23, 2016 5:34 pm por Futura

» El gobierno de EE.UU. planea revelar la existencia de extraterrestre antes de que Obama abandone el cargo
Miér Nov 23, 2016 3:41 pm por Futura

» El misterioso bosque encantado de Hoia Baciu: el Triángulo de las Bermudas de Transilvania
Mar Nov 22, 2016 7:06 pm por Futura

» Equipo científico logra eliminar el miedo de forma inconsciente
Mar Nov 22, 2016 1:13 pm por Futura

Visitas al Foro
Visitas desde 18-06-14
Flag Counter

Comparte | 
 

 El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1 ... 20 ... 37, 38, 39, 40  Siguiente
AutorMensaje
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Sáb Abr 11, 2015 8:51 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Conoce los consejos del Papa Francisco para afrontar crisis vocacional en vida religiosa»
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Imagen referencial / Religiosos. Foto: Flickr Saint Joseph (CC BY-NC-ND 2.0)

VATICANO, 11 Abr. 15 / 09:19 am (ACI/EWTN Noticias).- El Papa Francisco recibió en audiencia esta mañana en el Vaticano a los participantes del “Convenio de formadores y formadoras a la vida consagrada”, que desde el 8 de abril y hasta el 11 se celebró en Roma. Han participado 1.200 personas, que han hecho balance del Año de la Vida Consagrada que se celebra actualmente en toda la Iglesia.

El Papa señaló que “dentro de cada uno de ustedes veo a vuestros y nuestros jóvenes, protagonistas de un presente visto con pasión, y promotores de un futuro animado de la esperanza; jóvenes que, empujados por el amor de Dios, buscan en la Iglesia los caminos para asumirlo en la propia vida”.

Haciendo gala de su habitual buen sentido del humor, Francisco exclamó que “¡Al ver que son tan numerosos no se diría que hay crisis vocacional!”. “Pero en realidad –continuó-, existe una indudable disminución cuantitativa, y esto hace más urgente la tarea de la formación, una formación que plasme de verdad en el corazón de los jóvenes el corazón de Jesús, para que tengamos sus mismos sentimientos”.

Retomando el tema de la crisis vocacional, dijo estar “convencido” de que “no hay crisis vocacional allí donde existen consagrados capaces de transmitir, con su propio testimonio, la belleza de la consagración”. Y precisamente, “a esto están llamados”. “Este es su ministerio, su misión”.

Francisco dejó claro que no son solamente “maestros”, sino “sobre todo testimonios de la acción de Cristo en vuestro propio carisma”. Algo que “se puede hacer si cada día si se redescubre con alegría qué es ser discípulo de Jesús”.

Además, aseguró que “la vida consagrada es bella, es uno de los tesoros más preciosos de la Iglesia, radicado en la vocación bautismal”.  Y, por tanto, es bello también ser formados ya que “es un privilegio participar en la obra del Padre que forma el corazón del Hijo en aquellos que el Espíritu ha llamado”.

“A veces se puede sentir este servicio como un peso”, pero “esto es un engaño, es una tentación”.  Por eso “es importante la misión, pero es también importante formar a la misión, a la pasión del anuncio, de ir por todas partes, en cada periferia, para hablar a todos del amor de Jesucristo, especialmente a los alejados, contárselo a los pequeños y a los pobres, y dejarse también evangelizar por ellos”.

“Todo esto requiere una base sólida, una estructura cristiana de la personalidad que hoy las mismas familias raramente saben dar. Y esto aumenta su responsabilidad”, dijo a los formadores.

¿Qué cualidades debe tener un buen formador? Francisco explicó que una de ellas es la de “tener un corazón grande para los jóvenes, para formar en ellos grandes corazones, capaces de acoger a todos, corazones ricos de misericordia, llenos de ternura”. Porque los formadores también son “verdaderos padres, verdaderas madres, capaces de pedir y de darles lo máximo”. “Esto es posible solo por medio del amor, el amor de los padres y de las madres”.

El Papa advirtió que “no es verdad que los jóvenes de hoy sean mediocres y no sean generosos, pero necesitan experimentar que ‘se es más santo al dar que al recibir’”, que “existe una gran libertad en una vida obediente, una gran fecundidad en un corazón virgen, una gran riqueza en el no poseer nada”.

Francisco les pidió estar atentos en el proceso vocacional para que “una eventual crisis” no desemboque “en una crisis más grave”.

Los jóvenes deben “dejarse educar por Dios Padre cada día de la vida, en cada edad, en la misión como en la fraternidad, en la acción como en la contemplación”.

Dejando a un lado el texto escrito, improvisó afirmando que “el discernimiento vocacional es importante. Todos, todas las personas que conocen la personalidad humana –sean psicólogos, padres espirituales, madres espirituales- que dicen que los jóvenes que inconscientemente sienten tener algún desequilibrio o desviación, inconscientemente buscan estructuras fuertes que le protejan, para protegerse”.

Y “allí está el discernimiento: saber decir ‘no’. Pero no echar fuera: no, no”.  “Y como se acompaña a la entrada, acompañar también a la salida, para que él o ella encuentre el camino en la vida, con la ayuda necesaria. No la que algunos defienden que es pan para hoy y hambre para mañana”.

“Observad la calidad de muchos, muchos consagrados… ayer en el almuerzo había un grupito de sacerdotes que celebraba el 60 aniversario de su ordenación sacerdotal: la sabiduría de los viejos… algunos son un poco… ¡pero la mayoría de los ancianos tiene sabiduría!”, dijo. “Las hermanas que todos los días se levantan para trabajar, las hermanas del hospital, que son ‘doctoras en humanidad’: ¡Cuánto debemos aprender de esta consagración de años y años!”.

“Y después mueres. Y las hermanas misioneras, los consagrados misioneros, que van allí y mueres allí. ¡Observen a los ancianos!”, volvió a pedir. Pero “no les vean solo: vayan a encontrarles porque el cuarto mandamiento también es para la vida religiosa, con nuestros ancianos”.

Sobre los jóvenes, dijo que “cuánto bien les hace mandarles a ellos, que se acerquen a estos ancianos y ancianas consagrados, sabios: ¡qué bien hace! Porque los jóvenes tienen el instinto de redescubrir la autenticidad, y esto hace bien”.

Por tanto, “la formación inicial, este discernimiento es el primer paso de un proceso destinado a durar toda la vida, y el joven se forma en la libertad humilde e inteligente de dejarse educar por Dios Padre cada día de la vida”.

“Gracias, queridos formadores, por su servicio humilde y discreto, del tiempo donado a la escucha –el apostolado ‘del oído’, escuchar- del tiempo dedicado al acompañamiento y al cuidado de cada joven suyo”.

Francisco subrayó que “Dios tiene una virtud –si se puede hablar de virtud de Dios-, una cualidad de la que no se habla mucho. La paciencia. Él tiene paciencia. Dios sabe esperar”.

Pidió a los formadores y formadoras que también aprendan esto, “que muchas veces es un poco martirio: esperar… Y cuando te viene una tentación de impaciencia, detente, o de curiosidad...”. “La paciencia es una de las virtudes de los formadores”, añadió después.

“Es doloroso cuando llega un chico o una chica, después de tres, cuatro años y dice: ‘Ah, yo no lo siento; he encontrado otro amor que no es contra Dios, pero no puedo, me voy’. Esto es duro. Pero este es su martirio”.

Cuando haya dificultades “no se necesita desanimarse” ya que “también los fracasos pueden favorecer el camino de formación continua del formador”.

“Algunos dicen que la vida consagrada es el paraíso en la tierra. No. ¡Si acaso el purgatorio! Pero vayan adelante con alegría”, solicitó.

El Obispo de Roma se despidió afirmando que “toda la Iglesia os está agradecida” y les deseó “vivir con alegría y gratitud este ministerio, con la certeza de que no hay nada más bello en la vida que pertenecer para siempre y con todo el corazón a Dios, y dar la vida al servicio de los hermanos.

https://www.aciprensa.com/noticias/conoce-los-consejos-del-papa-francisco-para-afrontar-crisis-vocacional-en-vida-religiosa-42755/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Sáb Abr 11, 2015 8:55 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Papa Francisco nombra a ex misionero en Cuba nuevo Obispo Auxiliar en Argentina»
Por Alvaro de Juana
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Papa Francisco. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

VATICANO, 11 Abr. 15 / 09:44 am (ACI/EWTN Noticias).- El Papa Francisco nombró Obispo Auxiliar de Mendoza (Argentina) al sacerdote Dante Gustavo Braida, Vicario General de la diócesis de Reconquista y Párroco de La Inmaculada.

El Obispo electo nació en Reconquista (Argentina) el 18 de julio de 1968 y entró en el Seminario Interdiocesano La Encarnación de Resistencia. Fue ordenado sacerdote el 21 de abril de 1996.

El P. Braida fue Vicario parroquial de la Parroquia Inmaculada Concepción de Villa Ocampo, misionario ad gentes en Cuba del 2000 al 2004 y párroco de San Luis Gonzaga en Calchaquí.

Además ha sido asesor diocesano para la Pastoral Vocacional, Formador del Seminario Interdiocesano La Encarnación de 2004 a 2009 y Miembro del Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores.

https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-nombra-a-ex-misionero-en-cuba-nuevo-obispo-auxiliar-en-argentina-64024/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Sáb Abr 11, 2015 9:51 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«El significado de la imagen de la Divina Misericordia»
Por Abel Camasca
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Primera imagen de la Divina Misericordia por Eugeniusz Kazimirowski / (Dominio público)

REDACCIÓN CENTRAL, 11 Abr. 15 / 10:13 am (ACI).- Esta imagen le fue revelada a Santa Faustina en 1931 y Jesús mismo le pidió que se pintara. Luego el Señor le explicaría su significado y lo que los fieles alcanzarán con ella. No obstante Santa Faustina lloró al ver que la imagen, en su opinión, “no reflejaba” toda la belleza de Jesús, pero Él la animó.

Cuenta Santa Faustina en su diario: “Al anochecer, estando en mi celda, vi al Señor Jesús vestido con una túnica blanca. Tenía una mano levantada para bendecir y con la otra tocaba la túnica sobre el pecho. De la abertura de la túnica en el pecho, salían dos grandes rayos: uno rojo y otro pálido”.

“Después de un momento, Jesús me dijo: Pinta una imagen según el modelo que ves, y firma: ‘Jesús, en ti confío’. Deseo que esta imagen sea venerada primero en su capilla y [luego] en el mundo entero”.

Jesús le señaló: “Prometo que el alma que venera esta imagen no perecerá. También prometo, ya aquí en la tierra, la victoria sobre los enemigos y, sobre todo, a la hora de la muerte. Yo mismo la defenderé como mi gloria”.

Otro día, estando Santa Faustina en oración, Cristo le dijo: “Los dos rayos significan la Sangre y el Agua. El rayo pálido simboliza el Agua que justifica a las almas. El rayo rojo simboliza la Sangre que es la vida de las almas”.

“Ambos rayos brotaron de las entrañas más profundas de mi misericordia cuando mi Corazón agonizante fue abierto en la cruz por la lanza. Estos rayos protegen a las almas de la indignación de mi Padre. Bienaventurado quien viva a la sombra de ellos, porque no le alcanzará la justa mano de Dios”.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Santa Faustina contaba todo esto a su confesor, el actual Beato P. Miguel Sopocko, quien designó al pintor Eugenio Kazimirowski para que realizara la imagen según las indicaciones de la santa.

“Una vez, cuando estaba en [el taller] de aquel pintor que pintaba esa imagen, vi que no era tan bella como es Jesús. Me afligí mucho por eso, sin embargo lo oculté profundamente en mi corazón”, escribió Santa Faustina en su diario.

“Fui a la capilla y lloré muchísimo. ¿Quién te pintará tan bello como Tú eres? Como respuesta oí estas palabras: ‘No en la belleza del color, ni en la del pincel, está la grandeza de esta imagen, sino en Mi gracia’”.

Historia de las imágenes

Tres imágenes significativas se pintaron cuando se empezó a propagar la devoción a la Divina Misericordia. La primera es la que se hizo según indicaciones de Santa Faustina y por la mano de Eugenio Kazimirowski, culminada en 1934.

El segundo cuadro fue hecho por encargo de la Congregación de la Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia en 1942 y por el artista Estanislao Batowski, pero, durante la insurrección de Varsovia, la capilla y la imagen fueron consumidas por el fuego. Luego se le encomendó al artista pintar otra para la Capilla de la Divina Misericordia en Cracovia.

Por ese entonces el pintor Adolfo Hyla llegó a la casa cracoviana de la Congregación con la propuesta de pintar un cuadro como voto por haberse salvado en la guerra. Le dieron una estampa de la Divina Misericordia y las descripciones de Santa Faustina. El pintor terminó el cuadro en 1943 y fue bendecida en la capilla por el P. Andrasz, confesor de Faustina.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Más adelante llegó la imagen de Batowski, pero sólo el cuadro de Hyla se quedó en la capilla por recomendación del Cardenal Adan Sapieha, quien lo eligió porque había sido pintado como voto.

Como el cuadro de Hyla no entraba en el altar a la Misericordia, en la capilla, el pintor hizo una imagen más pequeña, que fue bendecida el Segundo Domingo de Pascua de 1944 también por el P. Andrasz. En 1954 el artista repintó el lienzo, eliminando la pradera y el matorral que había puesto, y colocó el fondo oscuro con el suelo bajo los pies de Jesús.

Esta imagen de Hyla se hizo famosa por las gracias que recibían los fieles y es la más difundida en el mundo. De esta manera se cumplió el pedido de Jesús a Santa Faustina: “Deseo que esta imagen sea venerada primero en su capilla y en el mundo entero”.
https://www.aciprensa.com/noticias/el-significado-de-la-imagen-de-la-divina-misericordia-70689/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Sáb Abr 11, 2015 10:14 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Bula del Papa Francisco para convocar Jubileo de la Misericordia»
Por Alvaro de Juana
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lectura de la bula del Papa Francisco al convocar Jubileo de la Misericordia. Foto: Captura de video / CTV

VATICANO, 11 Abr. 15 / 10:50 am (ACI).- El Papa Francisco leyó y entregó la Bula Misericordiae Vultus (“El rostro de la misericordia”) en la tarde de este sábado en la Basílica de San Pedro en el Vaticano, con motivo del próximo Jubileo de la Misericordia que comenzará el 8 de diciembre y concluirá el 20 de noviembre de 2016.

Este acontecimiento tuvo lugar durante las Primeras Vísperas del segundo Domingo de Pascua, conocido también por ser el de la Divina Misericordia.

A continuación ACI Prensa les presenta el texto completo de la Bula del Papa Francisco:

Misericordiae Vultus

BULA DE CONVOCACIÓN DEL JUBILEO EXTRAORDINARIO DE LA MISERICORDIA

FRANCISCO OBISPO DE ROMA SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS
A CUANTOS LEAN ESTA CARTA GRACIA, MISERICORDIA Y PAZ

1. Jesucristo es el rostro de la misericordia del Padre. El misterio de la fe cristiana parece encontrar su síntesis en esta palabra. Ella se ha vuelto viva, visible y ha alcanzado su culmen en Jesús de Nazaret. El Padre, “rico de misericordia” (Ef 2,4), después de haber revelado su nombre a Moisés como “Dios compasivo y misericordioso, lento a la ira, y pródigo en amor y fidelidad” (Ex 34,6) no ha cesado de dar a conocer en varios modos y en tantos momentos de la historia su naturaleza divina. En la “plenitud del tiempo” (Gal 4,4), cuando todo estaba dispuesto según su plan de salvación, Él envió a su Hijo nacido de la Virgen María para revelarnos de manera definitiva su amor. Quien lo ve a Él ve al Padre (cfr Jn 14,9). Jesús de Nazaret con su palabra, con sus gestos y con toda su persona revela la misericordia de Dios.

2. Siempre tenemos necesidad de contemplar el misterio de la misericordia. Es fuente de alegría, de serenidad y de paz. Es condición para nuestra salvación. Misericordia: es la palabra que revela el misterio de la Santísima Trinidad. Misericordia: es el acto último y supremo con el cual Dios viene a nuestro encuentro. Misericordia: es la ley fundamental que habita en el corazón de cada persona cuando mira con ojos sinceros al hermano que encuentra en el camino de la vida. Misericordia: es la vía que une a Dios y el hombre, porque abre el corazón a la esperanza de ser amados no obstante el límite de nuestro pecado.

3. Hay momentos en los que de un modo mucho más intenso estamos llamados a tener la mirada fija en la misericordia para poder ser también nosotros mismos signo eficaz del obrar del Padre. Es por esto que he anunciado un Jubileo Extraordinario de la Misericordia como tiempo propicio para la Iglesia, para que haga más fuerte y eficaz el testimonio de los creyentes.

El Año Santo se abrirá el 8 de diciembre de 2015, solemnidad de la Inmaculada Concepción. Esta fiesta litúrgica indica el modo de obrar de Dios desde los albores de nuestra historia. Después del pecado de Adán y Eva, Dios no quiso dejar la humanidad en soledad y a merced del mal. Por esto pensó y quiso a María santa e inmaculada en el amor (cfr Ef 1,4), para que fuese la Madre del Redentor del hombre. Ante la gravedad del pecado, Dios responde con la plenitud del perdón. La misericordia siempre será más grande que cualquier pecado y nadie podrá poner un límite al amor de Dios que perdona. En la fiesta de la Inmaculada Concepción tendré la alegría de abrir la Puerta Santa. En esta ocasión será una Puerta de la Misericordia, a través de la cual cualquiera que entrará podrá experimentar el amor de Dios que consuela, que perdona y ofrece esperanza.

El domingo siguiente, III de Adviento, se abrirá la Puerta Santa en la Catedral de Roma, la Basílica de San Juan de Letrán. Sucesivamente se abrirá la Puerta Santa en las otras Basílicas Papales. Para el mismo domingo establezco que en cada Iglesia particular, en la Catedral que es la Iglesia Madre para todos los fieles, o en la Concatedral o en una iglesia de significado especial se abra por todo el Año Santo una idéntica Puerta de la Misericordia. A juicio del Ordinario, ella podrá ser abierta también en los Santuarios, meta de tantos peregrinos que en estos lugares santos con frecuencia son tocados en el corazón por la gracia y encuentran el camino de la conversión. Cada Iglesia particular, entonces, estará directamente comprometida a vivir este Año Santo como un momento extraordinario de gracia y de renovación espiritual. El Jubileo, por tanto, será celebrado en Roma así como en las Iglesias particulares como signo visible de la comunión de toda la Iglesia.

4. He escogido la fecha del 8 de diciembre por su gran significado en la historia reciente de la Iglesia. En efecto, abriré la Puerta Santa en el quincuagésimo aniversario de la conclusión del Concilio Ecuménico Vaticano II. La Iglesia siente la necesidad de mantener vivo este evento. Para ella iniciaba un nuevo periodo de su historia. Los Padres reunidos en el Concilio habían percibido intensamente, como un verdadero soplo del Espíritu, la exigencia de hablar de Dios a los hombres de su tiempo en un modo más comprensible. Derrumbadas las murallas que por mucho tiempo habían recluido la Iglesia en una ciudadela privilegiada, había llegado el tiempo de anunciar el Evangelio de un modo nuevo. Una nueva etapa en la evangelización de siempre. Un nuevo compromiso para todos los cristianos de testimoniar con mayor entusiasmo y convicción la propia fe. La Iglesia sentía la responsabilidad de ser en el mundo signo vivo del amor del Padre.

Vuelven a la mente las palabras cargadas de significado que san Juan XXIII pronunció en la apertura del Concilio para indicar el camino a seguir: “En nuestro tiempo, la Esposa de Cristo prefiere usar la medicina de la misericordia y no empuñar las armas de la severidad … La Iglesia Católica, al elevar por medio de este Concilio Ecuménico la antorcha de la verdad católica, quiere mostrarse madre amable de todos, benigna, paciente, llena de misericordia y de bondad para con los hijos separados de ella”. En el mismo horizonte se colocaba también el beato Pablo VI quien, en la Conclusión del Concilio, se expresaba de esta manera: “Queremos más bien notar cómo la religión de nuestro Concilio ha sido principalmente la caridad… La antigua historia del samaritano ha sido la pauta de la espiritualidad del Concilio… Una corriente de afecto y admiración se ha volcado del Concilio hacia el mundo moderno. Ha reprobado los errores, sí, porque lo exige, no menos la caridad que la verdad, pero, para las personas, sólo invitación, respeto y amor. El Concilio ha enviado al mundo contemporáneo en lugar de deprimentes diagnósticos, remedios alentadores, en vez de funestos presagios, mensajes de esperanza: sus valores no sólo han sido respetados sino honrados, sostenidos sus incesantes esfuerzos, sus aspiraciones, purificadas y bendecidas… Otra cosa debemos destacar aún: toda esta riqueza doctrinal se vuelca en una única dirección: servir al hombre. Al hombre en todas sus condiciones, en todas sus debilidades, en todas sus necesidades”.

Con estos sentimientos de agradecimiento por cuanto la Iglesia ha recibido y de responsabilidad por la tarea que nos espera, atravesaremos la Puerta Santa, en la plena confianza de sabernos acompañados por la fuerza del Señor Resucitado que continua sosteniendo nuestra peregrinación. El Espíritu Santo que conduce los pasos de los creyentes para que cooperen en la obra de salvación realizada por Cristo, sea guía y apoyo del Pueblo de Dios para ayudarlo a contemplar el rostro de la misericordia.

5. El Año jubilar se concluirá en la solemnidad litúrgica de Jesucristo Rey del Universo, el 20 de noviembre de 2016. En ese día, cerrando la Puerta Santa, tendremos ante todo sentimientos de gratitud y de reconocimiento hacia la Santísima Trinidad por habernos concedido un tiempo extraordinario de gracia. Encomendaremos la vida de la Iglesia, la humanidad entera y el inmenso cosmos a la Señoría de Cristo, esperando que difunda su misericordia como el rocío de la mañana para una fecunda historia, todavía por construir con el compromiso de todos en el próximo futuro. ¡Cómo deseo que los años por venir estén impregnados de misericordia para poder ir al encuentro de cada persona llevando la bondad y la ternura de Dios! A todos, creyentes y lejanos, pueda llegar el bálsamo de la misericordia como signo del Reino de Dios que está ya presente en medio de nosotros.

6. “Es propio de Dios usar misericordia y especialmente en esto se manifiesta su omnipotencia”. Las palabras de santo Tomás de Aquino muestran cuánto la misericordia divina no sea en absoluto un signo de debilidad, sino más bien la cualidad de la omnipotencia de Dios. Es por esto que la liturgia, en una de las colectas más antiguas, invita a orar diciendo: “Oh Dios que revelas tu omnipotencia sobre todo en la misericordia y el perdón”. Dios será siempre para la humanidad como Aquel que está presente, cercano, providente, santo y misericordioso.

“Paciente y misericordioso” es el binomio que a menudo aparece en el Antiguo Testamento para describir la naturaleza de Dios. Su ser misericordioso se constata concretamente en tantas acciones de la historia de la salvación donde su bondad prevalece por encima del castigo y la destrucción. Los Salmos, en modo particular, destacan esta grandeza del proceder divino: “Él perdona todas tus culpas, y cura todas tus dolencias; rescata tu vida del sepulcro, te corona de gracia y de misericordia” (103,3-4). De una manera aún más explícita, otro Salmo testimonia los signos concretos de su misericordia: “Él Señor libera a los cautivos, abre los ojos de los ciegos y levanta al caído; el Señor protege a los extranjeros y sustenta al huérfano y a la viuda; el Señor ama a los justos y entorpece el camino de los malvados” (146,7-9). Por último, he aquí otras expresiones del salmista: «El Señor sana los corazones afligidos y les venda sus heridas […] El Señor sostiene a los humildes y humilla a los malvados hasta el polvo
» (147,3.6). Así pues, la misericordia de Dios no es una idea abstracta, sino una realidad concreta con la cual Él revela su amor, que es como el de un padre o una madre que se conmueven en lo más profundo de sus entrañas por el propio hijo. Vale decir que se trata realmente de un amor “visceral”. Proviene desde lo más íntimo como un sentimiento profundo, natural, hecho de ternura y compasión, de indulgencia y de perdón.

7. “Eterna es su misericordia”: es el estribillo que acompaña cada verso del Salmo 136 mientras se narra la historia de la revelación de Dios. En razón de la misericordia, todas las vicisitudes del Antiguo Testamento están cargadas de un profundo valor salvífico. La misericordia hace de la historia de Dios con su pueblo una historia de salvación. Repetir continuamente “Eterna es su misericordia”, como lo hace el Salmo, parece un intento por romper el círculo del espacio y del tiempo para introducirlo todo en el misterio eterno del amor. Es como si se quisiera decir que no solo en la historia, sino por toda la eternidad el hombre estará siempre bajo la mirada misericordiosa del Padre. No es casual que el pueblo de Israel haya querido integrar este Salmo, el grande hallel como es conocido, en las fiestas litúrgicas más importantes.

Antes de la Pasión Jesús oró con este Salmo de la misericordia. Lo atestigua el evangelista Mateo cuando dice que “después de haber cantado el himno” (26,30), Jesús con sus discípulos salieron hacia el Monte de los Olivos. Mientras instituía la Eucaristía, como memorial perenne de su él y de su Pascua, puso simbólicamente este acto supremo de la Revelación a la luz de la misericordia. En este mismo horizonte de la misericordia, Jesús vivió su pasión y muerte, consciente del gran misterio del amor de Dios que se habría de cumplir en la cruz. Saber que Jesús mismo hizo oración con este Salmo, lo hace para nosotros los cristianos aún más importante y nos compromete a incorporar este estribillo en nuestra oración de alabanza cotidiana: “Eterna es su misericordia”.

8. Con la mirada fija en Jesús y en su rostro misericordioso podemos percibir el amor de la Santísima Trinidad. La misión que Jesús ha recibido del Padre ha sido la de revelar el misterio del amor divino en plenitud. “Dios es amor” (1 Jn 4,8.16), afirma por la primera y única vez en toda la Sagrada Escritura el evangelista Juan. Este amor se ha hecho ahora visible y tangible en toda la vida de Jesús. Su persona no es otra cosa sino amor. Un amor que se dona y ofrece gratuitamente. Sus relaciones con las personas que se le acercan dejan ver algo único e irrepetible. Los signos que realiza, sobre todo hacia los pecadores, hacia las personas pobres, excluidas, enfermas y sufrientes llevan consigo el distintivo de la misericordia. En él todo habla de misericordia. Nada en Él es falto de compasión.

Jesús, delante a la multitud de personas que lo seguían, viendo que estaban cansadas y extenuadas, pérdidas y sin guía, sintió desde la profundo del corazón una intensa compasión por ellas (cfr Mt 9,36). A causa de este amor compasivo curó los enfermos que le presentaban (cfr Mt 14,14) y con pocos panes y peces calmó el hambre de grandes muchedumbres (cfr Mt 15,37). Lo que movía a Jesús en todas las circunstancias no era sino la misericordia, con la cual leía el corazón de los interlocutores y respondía a sus necesidades más reales. Cuando encontró la viuda de Naim, que llevaba su único hijo al sepulcro, sintió gran compasión por el inmenso dolor de la madre en lágrimas, y le devolvió a su hijo resucitándolo de la muerte (cfr Lc 7,15). Después de haber liberado el endemoniado de Gerasa, le confía esta misión: “Anuncia todo lo que el Señor te ha hecho y la misericordia que ha obrado contigo” (Mc 5,19). También la vocación de Mateo se coloca en el horizonte de la misericordia. Pasando delante del banco de los impuestos, los ojos de Jesús se posan sobre los de Mateo. Era una mirada cargada de misericordia que perdonaba los pecados de aquel hombre y, venciendo la resistencia de los otros discípulos, lo escoge a él, el pecador y publicano, para que sea uno de los Doce. San Beda el Venerable, comentando esta escena del Evangelio, escribió que Jesús miró a Mateo con amor misericordioso y lo eligió: miserando ataque eligendo. Siempre me ha cautivado esta expresión, tanto que quise hacerla mi propio lema.

9. En las parábolas dedicadas a la misericordia, Jesús revela la naturaleza de Dios como la de un Padre que jamás se da por vencido hasta tanto no haya disuelto el pecado y superado el rechazo con la compasión y la misericordia. Conocemos estas parábolas; tres en particular: la de la oveja perdida y de la moneda extraviada, y la del padre y los dos hijos (cfr Lc 15,1-32). En estas parábolas, Dios es presentado siempre lleno de alegría, sobre todo cuando perdona. En ellas encontramos el núcleo del Evangelio y de nuestra fe, porque la misericordia se muestra como la fuerza que todo vence, que llena de amor el corazón y que consuela con el perdón.

De otra parábola, además, podemos extraer una enseñanza para nuestro estilo de vida cristiano. Provocado por la pregunta de Pedro acerca de cuántas veces fuese necesario perdonar, Jesús responde: “No te digo hasta siete, sino hasta setenta veces siete” (Mt 18,22) y pronunció la parábola del ‘siervo despiadado’. Este, llamado por el patrón a restituir una grande suma, lo suplica de rodillas y el patrón le condona la deuda. Pero inmediatamente encuentra otro siervo como él que le debía unos pocos centésimos, el cual le suplica de rodillas que tenga piedad, pero él se niega y lo hace encarcelar. Entonces el patrón, advertido del hecho, se irrita mucho y volviendo a llamar aquel siervo le dice: “¿No debías también tú tener compasión de tu compañero, como yo me compadecí de ti?” (Mt 18,33). Y Jesús concluye: “Lo mismo hará también mi Padre celestial con ustedes, si no perdonan de corazón a sus hermanos” (Mt 18,35).

La parábola ofrece una profunda enseñanza a cada uno de nosotros. Jesús afirma que la misericordia no es solo el obrar del Padre, sino que ella se convierte en el criterio para saber quiénes son realmente sus hijos. Así entonces, estamos llamados a vivir de misericordia, porque a nosotros en primer lugar se nos ha aplicado misericordia. El perdón de las ofensas deviene la expresión más evidente del amor misericordioso y para nosotros cristianos es un imperativo del que no podemos prescindir. ¡Cómo es difícil muchas veces perdonar! Y, sin embargo, el perdón es el instrumento puesto en nuestras frágiles manos para alcanzar la serenidad del corazón. Dejar caer el rencor, la rabia, la violencia y la venganza son condiciones necesarias para vivir felices. Acojamos entonces la exhortación del Apóstol: “No permitan que la noche los sorprenda enojados” (Ef 4,26). Y sobre todo escuchemos la palabra de Jesús que ha señalado la misericordia como ideal de vida y como criterio de credibilidad de nuestra fe. “Dichosos los misericordiosos, porque encontrarán misericordia” (Mt 5,7) es la bienaventuranza en la que hay que inspirarse durante este Año Santo.

Como se puede notar, la misericordia en la Sagrada Escritura es la palabra clave para indicar el actuar de Dios hacia nosotros. Él no se limita a afirmar su amor, sino que lo hace visible y tangible. El amor, después de todo, nunca podrá ser una palabra abstracta. Por su misma naturaleza es vida concreta: intenciones, actitudes, comportamientos que se verifican en el vivir cotidiano. La misericordia de Dios es su responsabilidad por nosotros. Él se siente responsable, es decir, desea nuestro bien y quiere vernos felices, colmados de alegría y serenos. Es sobre esta misma amplitud de onda que se debe orientar el amor misericordioso de los cristianos. Como ama el Padre, así aman los hijos. Como Él es misericordioso, así estamos nosotros llamados a ser misericordiosos los unos con los otros.

10. La misericordia es la viga maestra que sostiene la vida de la Iglesia. Todo en su acción pastoral debería estar revestido por la ternura con la que se dirige a los creyentes; nada en su anuncio y en su testimonio hacia el mundo puede carecer de misericordia. La credibilidad de la Iglesia pasa a través del camino del amor misericordioso y compasivo. La Iglesia “vive un deseo inagotable de brindar misericordia”. Tal vez por mucho tiempo nos hemos olvidado de indicar y de andar por la vía de la misericordia. Por una parte, la tentación de pretender siempre y solamente justicia ha hecho olvidar que ella es el primer paso, necesario e indispensable; la Iglesia no obstante necesita ir más lejos para alcanzar una meta más alta y más significativa. Por otra parte, es triste constatar cómo la experiencia del perdón en nuestra cultura se desvanece cada vez más. Incluso la palabra misma en algunos momentos parece evaporarse. Sin el testimonio del perdón, sin embargo, queda solo una vida infecunda y estéril, como si se viviese en un desierto desolado. Ha llegado de nuevo para la Iglesia el tiempo de encargarse del anuncio alegre del perdón. Es el tiempo de retornar a lo esencial para hacernos cargo de las debilidades y dificultades de nuestros hermanos. El perdón es una fuerza que resucita a una vida nueva e infunde el valor para mirar el futuro con esperanza.

11. No podemos olvidar la gran enseñanza que san Juan Pablo II ofreció en su segunda encíclica Dives in misericordia, que en su momento llegó sin ser esperada y tomó a muchos por sorpresa en razón del tema que afrontaba. Dos pasajes en particular quiero recordar. Ante todo, el santo Papa hacía notar el olvido del tema de la misericordia en la cultura presente: “La mentalidad contemporánea, quizás en mayor medida que la del hombre del pasado, parece oponerse al Dios de la misericordia y tiende además a orillar de la vida y arrancar del corazón humano la idea misma de la misericordia. La palabra y el concepto de misericordia parecen producir una cierta desazón en el hombre, quien, gracias a los adelantos tan enormes de la ciencia y de la técnica, como nunca fueron conocidos antes en la historia, se ha hecho dueño y ha dominado la tierra mucho más que en el pasado (cfr Gn 1,28). Tal dominio sobre la tierra, entendido tal vez unilateral y superficialmente, parece no dejar espacio a la misericordia … Debido a esto, en la situación actual de la Iglesia y del mundo, muchos hombres y muchos ambientes guiados por un vivo sentido de fe se dirigen, yo diría casi espontáneamente, a la misericordia de Dios”.

Además, san Juan Pablo II motivaba con estas palabras la urgencia de anunciar y testimoniar la misericordia en el mundo contemporáneo: “Ella está dictada por el amor al hombre, a todo lo que es humano y que, según la intuición de gran parte de los contemporáneos, está amenazado por un peligro inmenso. El misterio de Cristo... me obliga al mismo tiempo a proclamar la misericordia como amor compasivo de Dios, revelado en el mismo misterio de Cristo. Ello me obliga también a recurrir a tal misericordia y a implorarla en esta difícil, crítica fase de la historia de la Iglesia y del mundo”.10 Esta enseñanza es hoy más que nunca actual y merece ser retomada en este Año Santo. Acojamos nuevamente sus palabras: “La Iglesia vive una vida auténtica, cuando profesa y proclama la misericordia – el atributo más estupendo del Creador y del Redentor – y cuando acerca a los hombres a las fuentes de la misericordia del Salvador, de las que es depositaria y dispensadora”.

12. La Iglesia tiene la misión de anunciar la misericordia de Dios, corazón palpitante del Evangelio, que por su medio debe alcanzar la mente y el corazón de toda persona. La Esposa de Cristo hace suyo el comportamiento del Hijo de Dios que sale a encontrar a todos, sin excluir ninguno. En nuestro tiempo, en el que la Iglesia está comprometida en la nueva evangelización, el tema de la misericordia exige ser propuesto una vez más con nuevo entusiasmo y con una renovada acción pastoral. Es determinante para la Iglesia y para la credibilidad de su anuncio que ella viva y testimonie en primera persona la misericordia. Su lenguaje y sus gestos deben transmitir misericordia para penetrar en el corazón de las personas y motivarlas a reencontrar el camino de vuelta al Padre. La primera verdad de la Iglesia es el amor de Cristo. De este amor, que llega hasta el perdón y al don de sí, la Iglesia se hace sierva y mediadora ante los hombres. Por tanto, donde la Iglesia esté presente, allí debe ser evidente la misericordia del Padre. En nuestras parroquias, en las comunidades, en las asociaciones y movimientos, en fin, dondequiera que haya cristianos, cualquiera debería poder encontrar un oasis de misericordia.

13. Queremos vivir este Año Jubilar a la luz de la palabra del Señor: Misericordiosos como el Padre. El evangelista refiere la enseñanza de Jesús: “Sed misericordiosos, como el Padre vuestro es misericordioso” (Lc 6,36). Es un programa de vida tan comprometedor como rico de alegría y de paz. El imperativo de Jesús se dirige a cuantos escuchan su voz (cfr Lc 6,27). Para ser capaces de misericordia, entonces, debemos en primer lugar colocarnos a la escucha de la Palabra de Dios. Esto significa recuperar el valor del silencio para meditar la Palabra que se nos dirige. De este modo es posible contemplar la misericordia de Dios y asumirla como propio estilo de vida.

14. La peregrinación es un signo peculiar en el Año Santo, porque es imagen del camino que cada persona realiza en su existencia. La vida es una peregrinación y el ser humano es viator, un peregrino que recorre su camino hasta alcanzar la meta anhelada. También para llegar a la Puerta Santa en Roma y en cualquier otro lugar, cada uno deberá realizar, de acuerdo con las propias fuerzas, una peregrinación. Esto será un signo del hecho que también la misericordia es una meta por alcanzar y que requiere compromiso y sacrificio. La peregrinación, entonces, sea estímulo para la conversión: atravesando la Puerta Santa nos dejaremos abrazar por la misericordia de Dios y nos comprometeremos a ser misericordiosos con los demás como el Padre lo es con nosotros.

El Señor Jesús indica las etapas de la peregrinación mediante la cual es posible alcanzar esta meta: “No juzguéis y no seréis juzgados; no condenéis y no seréis condenados; perdonad y seréis perdonados. Dad y se os dará: una medida buena, apretada, remecida, rebosante pondrán en el halda de vuestros vestidos. Porque seréis medidos con la medida que midáis” (Lc 6,37-38). Dice, ante todo, no juzgar y no condenar. Si no se quiere incurrir en el juicio de Dios, nadie puede convertirse en el juez del propio hermano. Los hombres ciertamente con sus juicios se detienen en la superficie, mientras el Padre mira el interior. ¡Cuánto mal hacen las palabras cuando están motivadas por sentimientos de celos y envidia! Hablar mal del propio hermano en su ausencia equivale a exponerlo al descrédito, a comprometer su reputación y a dejarlo a merced del chisme. No juzgar y no condenar significa, en positivo, saber percibir lo que de bueno hay en cada persona y no permitir que deba sufrir por nuestro juicio parcial y por nuestra presunción de saberlo todo. Sin embargo, esto no es todavía suficiente para manifestar la misericordia. Jesús pide también perdonar y dar. Ser instrumentos del perdón, porque hemos sido los primeros en haberlo recibido de Dios. Ser generosos con todos sabiendo que también Dios dispensa sobre nosotros su benevolencia con magnanimidad.

Así entonces, misericordiosos como el Padre es el “lema” del Año Santo. En la misericordia tenemos la prueba de cómo Dios ama. Él da todo sí mismo, por siempre, gratuitamente y sin pedir nada a cambio. Viene en nuestra ayuda cuando lo invocamos. Es bello que la oración cotidiana de la Iglesia inicie con estas palabras: “Dios mío, ven en mi auxilio; Señor, date prisa en socorrerme” (Sal 70,2). El auxilio que invocamos es ya el primer paso de la misericordia de Dios hacia nosotros. Él viene a salvarnos de la condición de debilidad en la que vivimos. Y su auxilio consiste en permitirnos captar su presencia y cercanía. Día tras día, tocados por su compasión, también nosotros llegaremos a ser compasivos con todos.

15. En este Año Santo, podremos realizar la experiencia de abrir el corazón a cuantos viven en las más contradictorias periferias existenciales, que con frecuencia el mundo moderno dramáticamente crea. ¡Cuántas situaciones de precariedad y sufrimiento existen en el mundo hoy! Cuántas heridas sellan la carne de muchos que no tienen voz porque su grito se ha debilitado y silenciado a causa de la indiferencia de los pueblos ricos. En este Jubileo la Iglesia será llamada a curar aún más estas heridas, a aliviarlas con el óleo de la consolación, a vendarlas con la misericordia y a curarlas con la solidaridad y la debida atención. No caigamos en la indiferencia que humilla, en la habitualidad que anestesia el ánimo e impide descubrir la novedad, en el cinismo que destruye. Abramos nuestros ojos para mirar las miserias del mundo, las heridas de tantos hermanos y hermanas privados de la dignidad, y sintámonos provocados a escuchar su grito de auxilio. Nuestras manos estrechen sus manos, y acerquémoslos a nosotros para que sientan el calor de nuestra presencia, de nuestra amistad y de la fraternidad. Que su grito se vuelva el nuestro y juntos podamos romper la barrera de la indiferencia que suele reinar campante para esconder la hipocresía y el egoísmo.

Es mi vivo deseo que el pueblo cristiano reflexione durante el Jubileo sobre las obras de misericordia corporales y espirituales. Será un modo para despertar nuestra conciencia, muchas veces aletargada ante el drama de la pobreza, y para entrar todavía más en el corazón del Evangelio, donde los pobres son los privilegiados de la misericordia divina. La predicación de Jesús nos presenta estas obras de misericordia para que podamos darnos cuenta si vivimos o no como discípulos suyos. Redescubramos las obras de misericordia corporales: dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, vestir al desnudo, acoger al forastero, asistir los enfermos, visitar a los presos, enterrar a los muertos. Y no olvidemos las obras de misericordia espirituales: dar consejo al que lo necesita, enseñar al que no sabe, corregir al que yerra, consolar al triste, perdonar las ofensas, soportar con paciencia las personas molestas, rogar a Dios por los vivos y por los difuntos.

No podemos escapar a las palabras del Señor y en base a ellas seremos juzgados: si dimos de comer al hambriento y de beber al sediento. Si acogimos al extranjero y vestimos al desnudo. Si dedicamos tiempo para acompañar al que estaba enfermo o prisionero (cfr Mt 25,31-45). Igualmente se nos preguntará si ayudamos a superar la duda, que hace caer en el miedo y en ocasiones es fuente de soledad; si fuimos capaces de vencer la ignorancia en la que viven millones de personas, sobre todo los niños privados de la ayuda necesaria para ser rescatados de la pobreza; si fuimos capaces de ser cercanos a quien estaba solo y afligido; si perdonamos a quien nos ofendió y rechazamos cualquier forma de rencor o de violencia que conduce a la violencia; si tuvimos paciencia siguiendo el ejemplo de Dios que es tan paciente con nosotros; finalmente, si encomendamos al Señor en la oración nuestros hermanos y hermanas. En cada uno de estos “más pequeños” está presente Cristo mismo. Su carne se hace de nuevo visible como cuerpo martirizado, llagado, flagelado, desnutrido, en fuga... para que nosotros los reconozcamos, lo toquemos y lo asistamos con cuidado. No olvidemos las palabras de san Juan de la Cruz: “En el ocaso de nuestras vidas, seremos juzgados en el amor”.

16. En el Evangelio de Lucas encontramos otro aspecto importante para vivir con fe el Jubileo. El evangelista narra que Jesús, un sábado, volvió a Nazaret y, como era costumbre, entró en la Sinagoga. Lo llamaron para que leyera la Escritura y la comentara. El paso era el del profeta Isaías donde está escrito: “El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor” (61,12). “Un año de gracia”: es esto lo que el Señor anuncia y lo que deseamos vivir. Este Año Santo lleva consigo la riqueza de la misión de Jesús que resuena en las palabras del Profeta: llevar una palabra y un gesto de consolación a los pobres, anunciar la liberación a cuantos están prisioneros de las nuevas esclavitudes de la sociedad moderna, restituir la vista a quien no puede ver más porque se ha replegado sobre sí mismo, y volver a dar dignidad a cuantos han sido privados de ella. La predicación de Jesús se hace de nuevo visible en las respuestas de fe que el testimonio de los cristianos está llamado a ofrecer. Nos acompañen las palabras del Apóstol: “El que practica misericordia, que lo haga con alegría” (Rm 12,8.).

17. La Cuaresma de este Año Jubilar sea vivida con mayor intensidad, como momento fuerte para celebrar y experimentar la misericordia de Dios. ¡Cuántas páginas de la Sagrada Escritura pueden ser meditadas en las semanas de Cuaresma para redescubrir el rostro misericordioso del Padre! Con las palabras del profeta Miqueas también nosotros podemos repetir: Tú, oh Señor, eres un Dios que cancelas la iniquidad y perdonas el pecado, que no mantienes para siempre tu cólera, pues amas la misericordia. Tú, Señor, volverás a compadecerte de nosotros y a tener piedad de tu pueblo. Destruirás nuestras culpas y arrojarás en el fondo del mar todos nuestros pecados (cfr 7,18-19).

Las páginas del profeta Isaías podrán ser meditadas con mayor atención en este tiempo de oración, ayuno y caridad: “Este es el ayuno que yo deseo: soltar las cadenas injustas, desatar los lazos del yugo, dejar en libertad a los oprimidos y romper todos los yugos; compartir tu pan con el hambriento y albergar a los pobres sin techo; cubrir al que veas desnudo y no abandonar a tus semejantes. Entonces despuntará tu luz como la aurora y tu herida se curará rápidamente; delante de ti avanzará tu justicia y detrás de ti irá la gloria del Señor. Entonces llamarás, y el Señor responderá; pedirás auxilio, y él dirá: ‘¡Aquí estoy!’. Si eliminas de ti todos los yugos, el gesto amenazador y la palabra maligna; si partes tu pan con el hambriento y sacias al afligido de corazón, tu luz se alzará en las tinieblas y tu oscuridad será como al mediodía. El Señor te guiará incesantemente, te saciará en los ardores del desierto y llenará tus huesos de vigor; tú serás como un jardín bien regado, como una vertiente de agua, cuyas aguas nunca se agotan” (58,6-11).

La iniciativa “24 horas para el Señor”, de celebrarse durante el viernes y sábado que anteceden el IV domingo de Cuaresma, se incremente en las Diócesis. Muchas personas están volviendo a acercarse al sacramento de la Reconciliación y entre ellas muchos jóvenes, quienes en una experiencia semejante suelen reencontrar el camino para volver al Señor, para vivir un momento de intensa oración y redescubrir el sentido de la propia vida. De nuevo ponemos convencidos en el centro el sacramento de la Reconciliación, porque nos permite experimentar en carne propia la grandeza de la misericordia. Será para cada penitente fuente de verdadera paz interior.

Nunca me cansaré de insistir en que los confesores sean un verdadero signo de la misericordia del Padre. Ser confesores no se improvisa. Se llega a serlo cuando, ante todo, nos hacemos nosotros penitentes en busca de perdón. Nunca olvidemos que ser confesores significa participar de la misma misión de Jesús y ser signo concreto de la continuidad de un amor divino que perdona y que salva. Cada uno de nosotros ha recibido el don del Espíritu Santo para el perdón de los pecados, de esto somos responsables. Ninguno de nosotros es dueño del Sacramento, sino fiel servidor del perdón de Dios. Cada confesor deberá acoger a los fieles como el padre en la parábola del hijo pródigo: un padre que corre al encuentro del hijo no obstante hubiese dilapidado sus bienes. Los confesores están llamados a abrazar ese hijo arrepentido que vuelve a casa y a manifestar la alegría por haberlo encontrado. No se cansarán de salir al encuentro también del otro hijo que se quedó afuera, incapaz de alegrarse, para explicarle que su juicio severo es injusto y no tiene ningún sentido delante de la misericordia del Padre que no conoce confines. No harán preguntas impertinentes, sino como el padre de la parábola interrumpirán el discurso preparado por el hijo pródigo, porque serán capaces de percibir en el corazón de cada penitente la invocación de ayuda y la súplica de perdón. En fin, los confesores están llamados a ser siempre, en todas partes, en cada situación y a pesar de todo, el signo del primado de la misericordia.

18. Durante la Cuaresma de este Año Santo tengo la intención de enviar los Misioneros de la Misericordia. Serán un signo de la solicitud materna de la Iglesia por el Pueblo de Dios, para que entre en profundidad en la riqueza de este misterio tan fundamental para la fe. Serán sacerdotes a los cuales daré la autoridad de perdonar también los pecados que están reservados a la Sede Apostólica, para que se haga evidente la amplitud de su mandato. Serán, sobre todo, signo vivo de cómo el Padre acoge cuantos están en busca de su perdón. Serán misioneros de la misericordia porque serán los artífices ante todos de un encuentro cargado de humanidad, fuente de liberación, rico de responsabilidad, para superar los obstáculos y retomar la vida nueva del Bautismo. Se dejarán conducir en su misión por las palabras del Apóstol: “Dios sometió a todos a la desobediencia, para tener misericordia de todos” (Rm 11,32). Todos entonces, sin excluir a nadie, están llamados a percibir el llamamiento a la misericordia. Los misioneros vivan esta llamada conscientes de poder fijar la mirada sobre Jesús, “sumo sacerdote misericordioso y digno de fe” (Hb 2,17).

Pido a los hermanos Obispos que inviten y acojan estos Misioneros, para que sean ante todo predicadores convincentes de la misericordia. Se organicen en las Diócesis “misiones para el pueblo” de modo que estos Misioneros sean anunciadores de la alegría del perdón. Se les pida celebrar el sacramento de la Reconciliación para los fieles, para que el tiempo de gracia donado en el Año jubilar permita a tantos hijos alejados encontrar el camino de regreso hacia la casa paterna. Los Pastores, especialmente durante el tiempo fuerte de Cuaresma, sean solícitos en el invitar a los fieles a acercarse “al trono de la gracia, a fin de obtener misericordia y alcanzar la gracia” (Hb 4,16).

19. La palabra del perdón pueda llegar a todos y la llamada a experimentar la misericordia no deje a ninguno indiferente. Mi invitación a la conversión se dirige con mayor insistencia a aquellas personas que se encuentran lejanas de la gracia de Dios debido a su conducta de vida. Pienso en modo particular a los hombres y mujeres que pertenecen a algún grupo criminal, cualquiera que éste sea. Por vuestro bien, os pido cambiar de vida. Os lo pido en el nombre del Hijo de Dios que si bien combate el pecado nunca rechaza a ningún pecador. No caigáis en la terrible trampa de pensar que la vida depende del dinero y que ante él todo el resto se vuelve carente de valor y dignidad. Es solo una ilusión. No llevamos el dinero con nosotros al más allá. El dinero no nos da la verdadera felicidad. La violencia usada para amasar fortunas que escurren sangre no convierte a nadie en poderoso ni inmortal. Para todos, tarde o temprano, llega el juicio de Dios al cual ninguno puede escapar.

La misma llamada llegue también a todas las personas promotoras o cómplices de corrupción. Esta llaga putrefacta de la sociedad es un grave pecado que grita hacia el cielo pues mina desde sus fundamentos la vida personal y social. La corrupción impide mirar el futuro con esperanza porque con su prepotencia y avidez destruye los proyectos de los débiles y oprime a los más pobres. Es un mal que se anida en gestos cotidianos para expandirse luego en escándalos públicos. La corrupción es una obstinación en el pecado, que pretende sustituir a Dios con la ilusión del dinero como forma de poder. Es una obra de las tinieblas, sostenida por la sospecha y la intriga. Corruptio optimi pessima, decía con razón san Gregorio Magno, para indicar que ninguno puede sentirse inmune de esta tentación. Para erradicarla de la vida personal y social son necesarias prudencia, vigilancia, lealtad, transparencia, unidas al coraje de la denuncia. Si no se la combate abiertamente, tarde o temprano busca cómplices y destruye la existencia.

¡Este es el tiempo oportuno para cambiar de vida! Este es el tiempo para dejarse tocar el corazón. Delante a tantos crímenes cometidos, escuchad el llanto de todas las personas depredadas por vosotros de la vida, de la familia, de los afectos y de la dignidad. Seguir como estáis es sólo fuente de arrogancia, de ilusión y de tristeza. La verdadera vida es algo bien distinto de lo que ahora pensáis. El Papa os tiende la mano. Está dispuesto a escucharos. Basta solamente que acojáis la llamada a la conversión y os sometáis a la justicia mientras la Iglesia os ofrece misericordia.

20. No será inútil en este contexto recordar la relación existente entre justicia y misericordia. No son dos momentos contrastantes entre sí, sino un solo momento que se desarrolla progresivamente hasta alcanzar su ápice en la plenitud del amor. La justicia es un concepto fundamental para la sociedad civil cuando, normalmente, se hace referencia a un orden jurídico a través del cual se aplica la ley. Con la justicia se entiende también que a cada uno debe ser dado lo que le es debido. En la Biblia, muchas veces se hace referencia a la justicia divina y a Dios como juez. Generalmente es entendida como la observación integral de la ley y como el comportamiento de todo buen israelita conforme a los mandamientos dados por Dios. Esta visión, sin embargo, ha conducido no pocas veces a caer en el legalismo, falsificando su sentido originario y oscureciendo el profundo valor que la justicia tiene. Para superar la perspectiva legalista, sería necesario recordar que en la Sagrada Escritura la justicia es concebida esencialmente como un abandonarse confiado en la voluntad de Dios.

Por su parte, Jesús habla muchas veces de la importancia de la fe, más bien que de la observancia de la ley. Es en este sentido que debemos comprender sus palabras cuando estando a la mesa con Mateo y sus amigos dice a los fariseos que lo contestaban porque comía con los publicanos y pecadores: “Vayan y aprendan qué significa: Yo quiero misericordia y no sacrificios. Porque yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores” (Mt 9,13). Ante la visión de una justicia como mera observancia de la ley que juzga, dividiendo las personas en justos y pecadores, Jesús se inclina a mostrar el gran de don de la misericordia que busca a los pecadores para ofrecerles el perdón y la salvación. Se comprende porque en presencia de una perspectiva tan liberadora y fuente de renovación, Jesús haya sido rechazado por los fariseos y por los doctores de la ley. Estos, para ser fieles a la ley, ponían solo pesos sobre las espaldas de las persona, pero así frustraban la misericordia del Padre. El reclamo a observar la ley no puede obstaculizar la atención por las necesidades que tocan la dignidad de las personas.

Al respecto es muy significativa la referencia que Jesús hace al profeta Oseas – “yo quiero amor, no sacrificio”. Jesús afirma que de ahora en adelante la regla de vida de sus discípulos deberá ser la que da el primado a la misericordia, como Él mismo testimonia compartiendo la mesa con los pecadores. La misericordia, una vez más, se revela como dimensión fundamental de la misión de Jesús. Ella es un verdadero reto para sus interlocutores que se detienen en el respeto formal de la ley. Jesús, en cambio, va más allá de la ley; su compartir con aquellos que la ley consideraba pecadores permite comprender hasta dónde llega su misericordia.

También el Apóstol Pablo hizo un recorrido parecido. Antes de encontrar a Jesús en el camino a Damasco, su vida estaba dedicada a perseguir de manera irreprensible la justicia de la ley (cfr Flp 3,6). La conversión a Cristo lo condujo a ampliar su visión precedente al punto que en la carta a los Gálatas afirma: “Hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la Ley” (2,16). Parece que su comprensión de la justicia ha cambiado ahora radicalmente. Pablo pone en primer lugar la fe y no más la ley. El juicio de Dios no lo constituye la observancia o no de la ley, sino la fe en Jesucristo, que con su muerte y resurrección trae la salvación junto con la misericordia que justifica. La justicia de Dios se convierte ahora en liberación para cuantos están oprimidos por la esclavitud del pecado y sus consecuencias. La justicia de Dios es su perdón (cfr Sal 51,11-16).

21. La misericordia no es contraria a la justicia sino que expresa el comportamiento de Dios hacia el pecador, ofreciéndole una ulterior posibilidad para examinarse, convertirse y creer. La experiencia del profeta Oseas viene en nuestra ayuda para mostrarnos la superación de la justicia en dirección hacia la misericordia. La época de este profeta se cuenta entre las más dramáticas de la historia del pueblo hebreo. El Reino está cercano de la destrucción; el pueblo no ha permanecido fiel a la alianza, se ha alejado de Dios y ha perdido la fe de los Padres. Según una lógica humana, es justo que Dios piense en rechazar el pueblo infiel: no ha observado el pacto establecido y por tanto merece la pena correspondiente, el exilio. Las palabras del profeta lo atestiguan: “Volverá al país de Egipto, y Asur será su rey, porque se han negado a convertirse” (Os 11,5). Y sin embargo, después de esta reacción que apela a la justicia, el profeta modifica radicalmente su lenguaje y revela el verdadero rostro de Dios: “Mi corazón se convulsiona dentro de mí, y al mismo tiempo se estremecen mis entrañas. No daré curso al furor de mi cólera, no volveré a destruir a Efraín, porque soy Dios, no un hombre; el Santo en medio de ti y no es mi deseo aniquilar” (11,8-9). San Agustín, como comentando las palabras del profeta dice: “Es más fácil que Dios contenga la ira que la misericordia”.

Si Dios se detuviera en la justicia dejaría de ser Dios, sería como todos los hombres que invocan respeto por la ley. La justicia por sí misma no basta, y la experiencia enseña que apelando solamente a ella se corre el riesgo de destruirla. Por esto Dios va más allá de la justicia con la misericordia y el perdón. Esto no significa restarle valor a la justicia o hacerla superflua, al contrario. Quien se equivoca deberá expiar la pena. Solo que este no es el fin, sino el inicio de la conversión, porque se experimenta la ternura del perdón. Dios no rechaza la justicia. Él la engloba y la supera en un evento superior donde se experimenta el amor que está a la base de una verdadera justicia. Debemos prestar mucha atención a cuanto escribe Pablo para no caer en el mismo error que el Apóstol reprochaba a sus contemporáneos judíos: “Desconociendo la justicia de Dios y empeñándose en establecer la suya propia, no se sometieron a la justicia de Dios. Porque el fin de la ley es Cristo, para justificación de todo el que cree” (Rm 10,3-4). Esta justicia de Dios es la misericordia concedida a todos como gracia en razón de la muerte y resurrección de Jesucristo. La Cruz de Cristo, entonces, es el juicio de Dios sobre todos nosotros y sobre el mundo, porque nos ofrece la certeza del amor y de la vida nueva.

22. El Jubileo lleva también consigo la referencia a la indulgencia. En el Año Santo de la Misericordia ella adquiere una relevancia particular. El perdón de Dios por nuestros pecados no conoce límites. En la muerte y resurrección de Jesucristo, Dios hace evidente este amor que es capaz incluso de destruir el pecado de los hombres. Dejarse reconciliar con Dios es posible por medio del misterio pascual y de la mediación de la Iglesia. Así entonces, Dios está siempre disponible al perdón y nunca se cansa de ofrecerlo de manera siempre nueva e inesperada. Todos nosotros, sin embargo, vivimos la experiencia del pecado.

Sabemos que estamos llamados a la perfección (cfr Mt 5,48), pero sentimos fuerte el peso del pecado. Mientras percibimos la potencia de la gracia que nos transforma, experimentamos también la fuerza del pecado que nos condiciona. No obstante el perdón, llevamos en nuestra vida las contradicciones que son consecuencia de nuestros pecados. En el sacramento de la Reconciliación Dios perdona los pecados, que realmente quedan cancelados; y sin embargo, la huella negativa que los pecados tienen en nuestros comportamientos y en nuestros pensamientos permanece. La misericordia de Dios es incluso más fuerte que esto. Ella se transforma en indulgencia del Padre que a través de la Esposa de Cristo alcanza al pecador perdonado y lo libera de todo residuo, consecuencia del pecado, habilitándolo a obrar con caridad, a crecer en el amor más bien que a recaer en el pecado.

La Iglesia vive la comunión de los Santos. En la Eucaristía esta comunión, que es don de Dos, actúa como unión espiritual que nos une a los creyentes con los Santos y los Beatos cuyo número es incalculable (cfr Ap 7,4). Su santidad viene en ayuda de nuestra fragilidad, y así la Madre Iglesia es capaz con su oración y su vida de encontrar la debilidad de unos con la santidad de otros. Vivir entonces la indulgencia en el Año Santo significa acercarse a la misericordia del Padre con la certeza que su perdón se extiende sobre toda la vida del creyente. Indulgencia es experimentar la santidad de la Iglesia que participa a todos de los beneficios de la redención de Cristo, porque el perdón es extendido hasta las extremas consecuencias a la cual llega el amor de Dios. Vivamos intensamente el Jubileo pidiendo al Padre el perdón de los pecados y la dispensación de su indulgencia misericordiosa.

23. La misericordia posee un valor que sobrepasa los confines de la Iglesia. Ella nos relaciona con el judaísmo y el Islam, que la consideran uno de los atributos más calificativos de Dios. Israel primero que todo recibió esta revelación, que permanece en la historia como el comienzo de una riqueza inconmensurable de ofrecer a la entera humanidad. Como hemos visto, las páginas del Antiguo Testamento están entretejidas de misericordia porque narran las obras que el Señor ha realizado en favor de su pueblo en los momentos más difíciles de su historia. El Islam, por su parte, entre los nombres que le atribuye al Creador está el de Misericordioso y Clemente. Esta invocación aparece con frecuencia en los labios de los fieles musulmanes, que se sienten acompañados y sostenidos por la misericordia en su cotidiana debilidad. También ellos creen que nadie puede limitar la misericordia divina porque sus puertas están siempre abiertas.

Este Año Jubilar vivido en la misericordia pueda favorecer el encuentro con estas religiones y con las otras nobles tradiciones religiosas; nos haga más abiertos al diálogo para conocerlas y comprendernos mejor; elimine toda forma de cerrazón y desprecio, y aleje cualquier forma de violencia y de discriminación.

24. El pensamiento se dirige ahora a la Madre de la Misericordia. La dulzura de su mirada nos acompañe en este Año Santo, para que todos podamos redescubrir la alegría de la ternura de Dios. Ninguno como María ha conocido la profundidad el misterio de Dios hecho hombre. Todo en su vida fue plasmado por la presencia de la misericordia hecha carne. La Madre del Crucificado Resucitado entró en el santuario de la misericordia divina porque participó íntimamente en el misterio de su amor.

Elegida para ser la Madre del Hijo de Dios, María estuvo preparada desde siempre para ser Arca de la Alianza entre Dios y los hombres. Custodió en su corazón la divina misericordia en perfecta sintonía con su Hijo Jesús. Su canto de alabanza, en el umbral de la casa de Isabel, estuvo dedicado a la misericordia que se extiende “de generación en generación”  (Lc 1,50). También nosotros estábamos presentes en aquellas palabras proféticas de la Virgen María. Esto nos servirá de consolación y de apoyo mientras atravesaremos la Puerta Santa para experimentar los frutos de la misericordia divina.

Al pie de la cruz, María junto con Juan, el discípulo del amor, es testigo de las palabras de perdón que salen de la boca de Jesús. El perdón supremo ofrecido a quien lo ha crucificado nos muestra hasta dónde puede llegar la misericordia de Dios. María atestigua que la misericordia del Hijo de Dios no conoce límites y alcanza a todos sin excluir ninguno. Dirijamos a ella la antigua y siempre nueva oración del Salve Regina, para que nunca se canse de volver a nosotros sus ojos misericordiosos y nos haga dignos de contemplar el rostro de la misericordia, su Hijo Jesús.

Nuestra plegaria se extienda también a tantos Santos y Beatos que han hicieron de la misericordia su misión de vida. En particular el pensamiento se dirige a la grande apóstol de la misericordia, santa Faustina Kowalska. Ella que fue llamada a entrar en las profundidades de la divina misericordia, interceda por nosotros y nos obtenga vivir y caminar siempre en el perdón de Dios y en la inquebrantable confianza en su amor.

25. Un Año Santo extraordinario, entonces, para vivir en la vida de cada día la misericordia que desde siempre el Padre dispensa hacia nosotros. En este Jubileo dejémonos sorprender por Dios. Él nunca se cansa de destrabar la puerta de su corazón para repetir que nos ama y quiere compartir con nosotros su vida. La Iglesia siente la urgencia de anunciar la misericordia de Dios. Su vida es auténtica y creíble cuando con convicción hace de la misericordia su anuncio. Ella sabe que la primera tarea, sobre todo en un momento como el nuestro, lleno de grandes esperanzas y fuertes contradicciones, es la de introducir a todos en el misterio de la misericordia de Dios, contemplando el rostro de Cristo. La Iglesia está llamada a ser el primer testigo veraz de la misericordia, profesándola y viviéndola como el centro de la Revelación de Jesucristo. Desde el corazón de la Trinidad, desde la intimidad más profunda del misterio de Dios, brota y corre sin parar el gran río de la misericordia. Esta fuente nunca podrá agotarse, sin importar cuántos sean los que a ella se acerquen. Cada vez que alguien tendrá necesidad podrá venir a ella, porque la misericordia de Dios no tiene fin. Es tan insondable es la profundidad del misterio que encierra, tan inagotable la riqueza que de ella proviene.

En este Año Jubilar la Iglesia se convierta en el eco de la Palabra de Dios que resuena fuerte y decidida como palabra y gesto de perdón, de soporte, de ayuda, de amor. Nunca se canse de ofrecer misericordia y sea siempre paciente en el confortar y perdonar. La Iglesia se haga voz de cada hombre y mujer y repita con confianza y sin descanso: “Acuérdate, Señor, de tu misericordia y de tu amor; que son eternos” (Sal 25,6).

Dado en Roma, junto a San Pedro, el 11 de abril, Vigilia del Segundo Domingo de Pascua o de la Divina Misericordia, del Año del Señor 2015, tercero de mi pontificado.
https://www.aciprensa.com/noticias/texto-completo-bula-del-papa-francisco-para-convocar-jubileo-de-la-misericordia-24882/


Última edición por Silden el Sáb Abr 11, 2015 11:36 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Sáb Abr 11, 2015 10:22 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Celebration of Fisrt Vespers of Divine Mercy Sunday - 2015.04.11»
Iniciado el 11/04/2015

Starts at 5:25 PM - Pope Francis presides at the celebration of the First Vespers of the Divine Mercy Sunday, with the publication of the Bull of Indiction of the Jubilee of Mercy.

https://www.youtube.com/watch?v=QyLRi56Hdi8
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Sáb Abr 11, 2015 10:48 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Papa Francisco publica bula y convoca oficialmente Jubileo de la Misericordia»
Por Alvaro de Juana
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Papa Francisco en la celebración de Vísperas hoy. Foto: Captura de video / CTV

VATICANO, 11 Abr. 15 / 11:01 am (ACI/EWTN Noticias).- El Papa Francisco convocó oficialmente el Jubileo Extraordinario de la Misericordia en la tarde de Roma en la Basílica de San Pedro con la publicación de la Bula de Convocación “Misericordiae vultus”.

La bula del Jubileo, -además de indicar la duración, las fechas de apertura y cierre, y las modalidades de desarrollo- constituye el documento fundamental para conocer el espíritu con el que ha sido convocado, las intenciones y los frutos esperados por el Pontífice.

Para la proclamación, el Santo Padre estuvo acompañado por los cardenales en la entrada de la Basílica Vaticana. Al lado de la Puerta Santa o también llamada Puerta del Jubileo, entregó la Bula de convocación a los cuatro cardenales arciprestes de las Basílicas Papales de Roma: el Cardenal Angelo Comastri, Arcipreste de la Basílica de San Pedro en el Vaticano; el Cardenal Agostino Vallini, Arcipreste de la Basílica de San Juan de Letrán; el Cardenal James Michael Harvey, Arcipreste de la Basílica de San Pablo Extramuros y el Cardenal Santos Abril y Castelló, Arcipreste de la Basílica de Santa María la Mayor.

Para expresar el deseo de que el Jubileo extraordinario de la Misericordia sea celebrado en Roma y en todo el mundo, el Papa entregó una copia de la Bula –para hacerla llegar simbólicamente a todos los obispos– al Prefecto de la Congregación para los Obispos, el Cardenal Marc Ouellet; al Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, el Cardenal Fernando Filoni y al Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, el Cardenal Leonardo Sandri.

También, en nombre de todo el Oriente recibió una copia del documento el Arzobispo Savio Hon Tai-Fai, nacido en Hong Kong y Secretario de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

África estuvo representada por el Arzobispo Bartolomé Adoukonou, originario de Benin y Secretario del Consejo Pontificio para la Cultura.

Para las Iglesias Orientales, el Santo Padre entregó la Bula a Mons. Khaled Ayad Bishay, de la Iglesia Patriarcal de Alejandría de los Coptos.

El Regente de la Casa Pontificia, Mons. Leonardo Sapienza, en calidad de Protonotario Apostólico, leyó en presencia del Papa algunos extractos del documento oficial de convocatoria del Año Santo Extraordinario. La lectura se efectuó con la emoción contenida de muchos fieles que escucharon en silencio allí mismo su lectura.

Una vez finalizado este intenso momento, Francisco regresó al interior de la Basílica para la celebración de las Primeras Vísperas del Domingo de la Divina Misericordia.
https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-publica-bula-y-convoca-oficialmente-jubileo-de-la-misericordia-59519/

Para leer el texto completo de la Bula de Convocación “Misericordiae vultus”, puede ingresar a:
https://www.aciprensa.com/noticias/texto-completo-bula-del-papa-francisco-para-convocar-jubileo-de-la-misericordia-24882/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Sáb Abr 11, 2015 11:43 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«La Bula del Jubileo: Misericordia, el amor “visceral” de Dios»[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
(©Ansa) Confesiones de jóvenes

Con un largo documento, el Papa Francisco convocó formalmente el Año Santo extraordinario que comenzará en diciembre próximo. Entre otras cosas el escrito incluyó un llamado a la conversión a los criminales y corruptos - Andrés Beltramo Álvarez - Ciudad del Vaticano

“No es una idea abstracta, sino una realidad concreta”. Es la forma de actuar de Dios desde el inicio de la historia. “La misericordia será siempre más grande que cualquier pecado, y ninguno puede poner límite al amor de Dios que perdona”. Estos son algunos pasajes fundamentales de la Bula con la cual el Papa Francisco convocó formalmente el Año Santo de la Misericordia, que iniciará el próximo 8 de diciembre y se extenderá hasta finales de 2016.

El largo documento, que explica el sentido y los objetivos del Jubileo extraordinario, lleva por título “Misericordiae vultus” (El rostro de la misericordia) y fue entregado por el pontífice a representantes de las Iglesias de los cinco continentes durante el rezo de las vísperas en la Basílica de San Pedro, la tarde de este sábado.

El lema de Año Santo será “Misericordiosos como el Padre” y durante el mismo se abrirá una Puerta Santa en cada diócesis del mundo. Cada fiel que atraviese con fe esos portones, ubicados generalmente en catedrales, obtendrá particulares frutos espirituales.

Una Puerta Santa en cada diócesis

Según escribió el Papa, el 8 de diciembre él abrirá la Puerta Santa de San Pedro y el domingo sucesivo hará lo proprio con la que se encuentra en la Basílica San Juan de Letrán. “En el mismo domingo establezco que en cada Iglesia particular, en la catedral que es la Iglesia madre para todos los fieles, o en una iglesia de especial significado, se abra por todo el Año Santo una Puerta de la Misericordia igual”. Y aclaró: “El Jubileo, por lo tanto, será celebrado en Roma así como en las Iglesias particulares como signo visible de la comunión de toda la Iglesia”. 

“¡Cómo deseo que los años por venir estén impregnados de misericordia para poder ir al encuentro de cada persona llevando la bondad y la ternura de Dios! A todos, creyentes y lejanos, pueda llegar el bálsamo de la misericordia como signo del Reino de Dios que está ya presente en medio de nosotros”, añadió, al recordar que el Año jubilar se concluirá en la solemnidad litúrgica de Jesucristo Rey del Universo, el 20 de  noviembre de 2016. 

Recordó que ese día se cerrará la Puerta Santa, pero no concluirá el compromiso por la difusión de la misericordia, porque ella puede hacer la historia más fecunda como el “rocío de la mañana”. Y estableció: “La misericordia de Dios no es una idea abstracta, sino una realidad concreta con la cual él revela su amor”. Precisó que se trata realmente de un amor “visceral”, que proviene desde lo más íntimo como un sentimiento profundo, natural, hecho de ternura y compasión, de indulgencia y de perdón. 

El perdón, un “imperativo del que no se puede prescindir” 

El líder católico explicó que, a final de cuentas, la misericordia es producto del amor visible y tangible en toda la vida de Jesús, cuya persona no es otra cosa sino amor al estado puro, que se dona y se ofrece gratuitamente. Esto se manifestó con las personas que se le acercaban y en los actos que realizaba especialmente hacia los pecadores, personas pobres, excluidas, enfermas y sufrientes. “En él todo habla de misericordia. Nada en Él es falto de compasión”, precisó.

Para el Papa, la misericordia es también “el criterio para saber quiénes son realmente hijos” de Dios, por eso todos están llamados a vivirla, porque a todos se les ha aplicado. En esto resulta fundamental el “perdón de las ofensas”, un “imperativo” del que no se puede prescindir. “¡Cómo es difícil muchas veces perdonar! Y, sin embargo, el perdón es el instrumento puesto en nuestras frágiles manos para alcanzar la serenidad del corazón. Dejar caer el rencor, la rabia, la violencia y la venganza son condiciones necesarias para vivir felices”, reconoció. 

La credibilidad de la Iglesia pasa por la misericordia 

Más adelante aseguró que la misericordia es la “viga maestra” en la vida de la Iglesia y advirtió que la credibilidad de los católicos pasa a través del camino del amor misericordioso y compasivo. Constató que “por mucho tiempo” la Iglesia “se ha olvidado de indicar y de andar por la vía de la misericordia” cayendo en la tentación de pretender siempre y solamente justicia. 

Además constató con tristeza que en la cultura actual se ha desvanecido la experiencia del perdón, pero sin él la vida es infecunda y estéril, como si se viviese en un desierto desolado. “Ha llegado de nuevo para la Iglesia el tiempo de encargarse del anuncio alegre del perdón. Es el tiempo de retornar a lo esencial para hacernos cargo de las debilidades y dificultades de nuestros hermanos. El perdón es una fuerza que resucita a una vida nueva e infunde el valor para mirar el futuro con esperanza”, explicó. 

No juzgar y no condenar

“¡Cuánto mal hacen las palabras cuando están motivadas por sentimientos de celos y envidia!  Hablar mal del propio hermano en su ausencia equivale a exponerlo al descrédito, a comprometer su reputación y a dejarlo a merced del chisme”, sostuvo el Papa, quien aseguró que quien no quiera incurrir en el juicio de Dios no puede convertirse en el juez del propio hermano. Jesús, a final de cuentas pidió no juzgar y no condenar. 

Argumentó que este llamado significa también reconocer lo bueno que existe en cada persona y no permitir que sufra por nuestro juicio parcial y nuestra “presunción de saberlo todo”.

Abrir el corazón a los sufrientes 

Francisco llamó, en este Año Santo, a abrir el corazón a quienes “viven en las contradictorias periferias existenciales”. Y clamó: “¡Cuántas situaciones de precariedad y sufrimiento existen en el mundo hoy! Cuántas heridas sellan la carne de muchos que no tienen voz porque su grito se ha debilitado y silenciado a causa de la indiferencia de los pueblos ricos”. 

A ellos, la Iglesia está llamada a curarle las heridas y aliviarlas con el óleo del consuelo, evitando caer en la “la indiferencia que humilla, en la habitualidad que anestesia el ánimo e impide descubrir la novedad, en el cinismo que destruye”. 

“Abramos nuestros ojos para mirar las miserias del mundo, las heridas de tantos hermanos y hermanas privados de la dignidad, y sintámonos provocados a escuchar su grito de auxilio”, exhortó, al tiempo de invitar al redescubrimiento de las obras de misericordia, tanto corporales como espirituales.

Instó a reforzar el sacramento de la confesión, con actividades concretas e insistió que el ser confesor “no se improvisa”. Les llamó a ser “verdadero signo de la misericordia del padre” y a hacerse ellos, primeros que nadie, penitentes en busca de perdón. 

Misioneros de la misericordia

Anticipó que durante la próxima Cuaresma enviará a los “misioneros de la misericordia”, sacerdotes que tendrán una importante “amplitud de mandato” y tendrán la autoridad de  perdonar también los pecados que están reservados a la Sede Apostólica. Ellos serán “los artífices ante todos de un encuentro cargado de humanidad, fuente de liberación, rico de responsabilidad, para superar los obstáculos y retomar la vida nueva del bautismo”, ponderó.

La bula incluyó un largo pasaje en el cual Francisco se dirigió a los criminales y corruptos. A ellos les dijo: “Por vuestro bien, os pido cambiar de vida”. Les urgió a no caer en la “terrible trampa” de pensar que la vida depende del dinero y añadió que eso “es solo una ilusión”. 

“El dinero no nos da la verdadera felicidad. La violencia usada para amasar fortunas que escurren sangre no convierte a nadie en poderoso ni inmortal. Para todos, tarde o temprano, llega el  juicio de Dios al cual ninguno puede escapar”, continuó. 

Corruptos, el Papa les tiende la mano 

A los promotores y cómplices de la “llaga putrefacta” de la corrupción, les aseguró que ese “grave pecado grita al cielo” e impide mirar el futuro con esperanza porque, con su prepotencia y avidez,  destruye los proyectos de los débiles y oprime a los más pobres.

“Es un mal que se anida en gestos cotidianos para expandirse luego en escándalos públicos. La corrupción es una obstinación en el pecado, que pretende sustituir a Dios con la ilusión del dinero como forma de poder. Es una obra de las tinieblas, sostenida por la sospecha y la intriga”, sentenció.

A ellos les llamó: “¡Este es el tiempo oportuno para cambiar de vida! Delante a tantos crímenes cometidos, escuchad el llanto de todas las personas depredadas por vosotros. Seguir como estáis es sólo fuente de arrogancia, de ilusión y de tristeza. La verdadera vida es algo bien distinto de lo que ahora pensáis. El Papa os tiende la mano. Está dispuesto a escucharos. Basta solamente que acojáis la llamada a la conversión y os sometáis a  la justicia mientras la Iglesia os ofrece misericordia”.

La misericordia no es contraria a la justicia

“La misericordia no es contraria a la justicia sino que expresa el comportamiento de Dios hacia el pecador, ofreciéndole una ulterior posibilidad para examinarse, convertirse y creer”, estableció Bergoglio. Pero alertó contra el “legalismo”. Porque la justicia, por sí sola, no basta. Por eso Dios va más allá de la justicia con la misericordia y el perdón. 

“Esto no significa restarle valor a la justicia o hacerla superflua, al contrario. Quien se equivoca deberá expiar la pena. Solo que este no es el fin, sino el inicio de la conversión, porque se experimenta la ternura del perdón”, apuntó. 

Luego recordó el sentido de las indulgencias durante el Año Santo, vinculadas a la confesión y la reconciliación con Dios. Porque el amor del padre “no conoce límites” y “es capaz incluso de destruir el pecado de los hombres”. 

“La misericordia posee un valor que sobrepasa los confines de la Iglesia. Ella nos relaciona con el judaísmo y el Islam, que la consideran uno de los atributos más calificativos de Dios. Este Año Jubilar vivido en la misericordia pueda favorecer el encuentro con estas religiones y con las otras nobles tradiciones religiosas; nos haga más abiertos al diálogo para conocerlas y comprendernos mejor; elimine toda forma de cerrazón y desprecio, y aleje cualquier forma de violencia y de discriminación”, estableció.

http://vaticaninsider.lastampa.it/es/vaticano/dettagliospain/articolo/giubileo-jubilee-jubileo-francesco-francisco-francis-40320/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Sáb Abr 11, 2015 11:55 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Francisco, “protagonista ausente” en la Cumbre de las Américas»
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
(©LaPresse) Los líderes se reunieron en la cumbre de las Américas

El Vaticano aprovechó el encuentro realizado en Panamá para limar asperezas con México, tras el incidente diplomático por la frase de Francisco relacionada con el narcotráfico y la “mexicanización” - Andrés Beltramo Álvarez - Ciudad del Vaticano

Francisco no estará presente, pero es como si lo estuviera. El Papa es uno de los protagonistas de la Cumbre de las Américas que se inauguró este viernes en Panamá. No sólo por su mensaje oficial, que fue leído al inicio de las sesiones por el secretario de Estado del Vaticano Pietro Parolin. También porque, gracias a su acción diplomática, comenzó el “deshielo” entre Estados Unidos y Cuba por el cual la isla participa en ese encuentro por primera vez en décadas.

Los presidentes Barack Obama y Raúl Castro ya se estrecharon la mano, en la ceremonia de presentación de mandatarios. Ya esa fotografía resultó histórica. Este sábado está prevista una cita privada entre ambos, para avanzar en la normalización de las relaciones bilaterales. Un nuevo escenario, que hubiese sido imposible sin la intervención de Jorge Mario Bergoglio. 

En los últimos años la Cumbre de las Américas había perdido interés, pero esta ocasión fue distinta. Numerosos presidentes acudieron a la reunión y se contabilizó la presencia de 35 gobiernos. La Santa Sede envió una comitiva de alto nivel, encabezada por el cardenal Parolin. 

“Estoy convencido de que la inequidad, la injusta distribución de las riquezas y de los recursos, es fuente de conflictos y de violencia entre los pueblos porque supone que el progreso de unos se construye sobre el sacrificio de otros y que, para poder vivir dignamente, hay que luchar contra los demás”, advirtió el pontífice en su mensaje oficial, leído por el secretario de Estado. 

“El bienestar así logrado es injusto en su raíz y atenta contra la dignidad de las personas. Hay ‘bienes básicos’ como la tierra, el trabajo y la casa, y ‘servicios públicos’, como la salud, la educación, la seguridad, el medio ambiente…, de los que ningún ser humano debería quedar excluido”, agregó, en el texto redactado en español y dirigido al presidente panameño, Juan Carlos Varela Rodríguez, anfitrión de la Cumbre. 

El Papa constató que el deseo de progreso en América “está lejos de la realidad”. Advirtió contra la perpetuación de “injustas desigualdades que ofenden a la dignidad de las personas” y precisó que el principal desafío es lograr la globalización de la solidaridad y la fraternidad en lugar de la globalización de la discriminación y la indiferencia. “Mientras no se logre una distribución equitativa de la riqueza, no se resolverán los males de nuestra sociedad”, dijo.

En un discurso neto, estableció que muchos países “siguen postrados en la pobreza”, mientras en las economías emergentes gran parte de la población no se ha beneficiado del progreso económico general y, por el contrario, se ha ampliado la brecha entre ricos y pobres.

Además volvió a criticar la llamada “teoría del goteo o derrame”, que le valió la acusación de ser comunista por parte de grupos conservadores estadounidenses cuando la incluyó en su exhortación “Evangelii gaudium”. Apuntó que esa teoría se ha revelado falaz porque “no es suficiente esperar que los pobres recojan las migajas que caen de la mesa de los ricos”. 

“Son necesarias acciones directas en pro de los más desfavorecidos, cuya atención, como la de los más pequeños en el seno de una familia, debería ser prioritaria para los gobernantes”, abundó. 

También alertó sobre el problema de la inmigración, el tráfico de personas y del trabajo esclavo, la falta de derechos y de a la justicia de las personas que caen presas de estos fenómenos. Lamentó la falta de cooperación entre los Estados con respecto a estos problemas, que deja a muchos fuera de la legalidad y los obliga a resignarse a ser víctimas de los abusos.

“A veces, incluso dentro de los países, se dan diferencias escandalosas y ofensivas, especialmente en las poblaciones indígenas, en las zonas rurales o en los suburbios de las grandes ciudades. Sin una auténtica defensa de estas personas contra el racismo, la xenofobia y la intolerancia, el Estado de derecho perdería su legitimidad”, apuntó. 

La Cumbre de las Américas sirvió también para “limar asperezas” entre El Vaticano y México, tras el incidente diplomático que suscitó la referencia del Papa a la “mexicanización” de Argentina, cuando se refirió al avance del narcotráfico en su país natal. Este viernes el secretario de Estado Parolin y el canciller mexicano, José Antonio Meade, sostuvieron un encuentro privado en Panamá. 

Al finalizar, a través de una declaración oficial, ambas partes comunicaron su acuerdo de dar continuidad al “diálogo político de alto nivel entre México y la Santa Sede con miras a su fortalecimiento”.

http://vaticaninsider.lastampa.it/es/vaticano/dettagliospain/articolo/francesco-francisco-francis-panama-panama-40319/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Sáb Abr 11, 2015 12:43 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Papa Francisco sobre Jubileo de la Misericordia: Es tiempo favorable para curar heridas»
Por Alvaro de Juana
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Papa Francisco en la celebración de Vísperas hoy. Foto: Captura de video / CTV

VATICANO, 11 Abr. 15 / 11:44 am (ACI/EWTN Noticias).- El Papa Francisco convocó hoy de manera oficial el Jubileo Extraordinario de la Misericordia con la lectura de la Bula Misericordiae Vultus (“El Rostro de la Misericordia”) en la entrada de exterior de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano. Tras su entrega y lectura, el Pontífice acudió en procesión hasta el interior de la Basílica para presidir la celebración de las Primeras Víctimas del segundo Domingo de Pascua.

Tras el rezo cantado de los tres salmos, el Pontífice pronunció una breve homilía en la que recordó a los cristianos perseguidos por su fe, así como el motivo por el que convoca el Jubileo de la Misericordia.

“La paz, sobre todo en estas semanas, sigue siendo el deseo de tantos pueblos que sufren la violencia inaudita de la discriminación y de la muerte, sólo por llevar el nombre de cristianos”, afirmó al comenzar y en referencia al tiempo de Pascua.

Pero, “nuestra oración se hace aún más intensa y se convierte en un grito de auxilio al Padre, rico en misericordia, para que sostenga la fe de tantos hermanos y hermanas que sufren, a la vez que pedimos que convierta nuestros corazones, para pasar de la indiferencia a la compasión”.

Francisco apuntó cómo “San Pablo nos ha recordado que hemos sido salvados en el misterio de la muerte y resurrección del Señor Jesús” y cómo “recuerda que, a pesar de las dificultades y los sufrimientos de la vida, sigue creciendo la esperanza en la salvación que el amor de Cristo ha sembrado en nuestros corazones”. Se trata pues de “la misericordia de Dios que se ha derramado en nosotros haciéndonos justos, dándonos la paz”.

El Pontífice dijo estar convencido de que muchos se preguntarán “¿Por qué hoy un Jubileo de la Misericordia?”. “Simplemente –respondió a continuación- porque la Iglesia, en este momento de grandes cambios históricos, está llamada a ofrecer con mayor intensidad los signos de la presencia y de la cercanía de Dios”.

Así que “éste no es un tiempo para estar distraídos, sino al contrario para permanecer alerta y despertar en nosotros la capacidad de ver lo esencial”. Es también “el tiempo para que la Iglesia redescubra el sentido de la misión que el Señor le ha confiado el día de Pascua: ser signo e instrumento de la misericordia del Padre”.

Francisco cree que el Año Santo que se iniciará “tiene que mantener vivo el deseo de saber descubrir los muchos signos de la ternura que Dios ofrece al mundo entero y sobre todo a cuantos sufren, se encuentran solos y abandonados, y también sin esperanza de ser perdonados y sentirse amados por el Padre”.

Será “un Año Santo para sentir intensamente dentro de nosotros la alegría de haber sido encontrados por Jesús, que, como Buen Pastor, ha venido a buscarnos porque estábamos perdidos”.

El Papa agregó que será también “un Jubileo para percibir el calor de su amor cuando nos carga sobre sus hombros para llevarnos de nuevo a la casa del Padre”.

“Un Año para ser tocados por el Señor Jesús y transformados por su misericordia, para convertirnos también nosotros en testigos de misericordia. Para esto es el Jubileo: porque este es el tiempo de la misericordia. Es el tiempo favorable para curar las heridas, para no cansarnos de buscar a cuantos esperan ver y tocar con la mano los signos de la cercanía de Dios, para ofrecer a todos el camino del perdón y de la reconciliación”, concluyó.

https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-sobre-jubileo-de-la-misericordia-es-tiempo-favorable-para-curar-heridas-86421/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Sáb Abr 11, 2015 4:56 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Papa Francisco: En parábolas sobre la misericordia encontramos el núcleo de nuestra fe»
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Papa Francisco saluda y bendice a persona con discapacidad. Foto: Stephen Discoll / ACI Prensa

VATICANO, 11 Abr. 15 / 01:51 pm (ACI).- En la Bula Misericordiae Vultus (“El rostro de la misericordia”), que presentó hoy al anunciar oficialmente el Jubileo de la Misericordia, el Papa Francisco aseguró que debemos ser misericordiosos los unos con los otros así como Dios lo es con nosotros.

“Como ama el Padre, así aman los hijos. Como Él es misericordioso, así estamos nosotros llamados a ser misericordiosos los unos con los otros”, señaló.

El Jubileo de la Misericordia convocado por el Santo Padre comenzará el 8 de diciembre de este año y concluirá el 20 de noviembre de 2016.

A continuación las palabras del Papa Francisco sobre las parábolas de Jesús dedicadas a la misericordia:

En las parábolas dedicadas a la misericordia, Jesús revela la naturaleza de Dios como la de un Padre que jamás se da por vencido hasta tanto no haya disuelto el pecado y superado el rechazo con la compasión y la misericordia. Conocemos estas parábolas; tres en particular: la de la oveja perdida y de la moneda extraviada, y la del padre y los dos hijos (cfr Lc 15,1-32).

En estas parábolas, Dios es presentado siempre lleno de alegría, sobre todo cuando perdona. En ellas encontramos el núcleo del Evangelio y de nuestra fe, porque la misericordia se muestra como la fuerza que todo vence, que llena de amor el corazón y que consuela con el perdón.

De otra parábola, además, podemos extraer una enseñanza para nuestro estilo de vida cristiano. Provocado por la pregunta de Pedro acerca de cuántas veces fuese necesario perdonar, Jesús responde: “No te digo hasta siete, sino hasta setenta veces siete” (Mt 18,22) y pronunció la parábola del ‘siervo despiadado’. Este, llamado por el patrón a restituir una grande suma, lo suplica de rodillas y el patrón le condona la deuda.

Pero inmediatamente encuentra otro siervo como él que le debía unos pocos centésimos, el cual le suplica de rodillas que tenga piedad, pero él se niega y lo hace encarcelar. Entonces el patrón, advertido del hecho, se irrita mucho y volviendo a llamar aquel siervo le dice: “¿No debías también tú tener compasión de tu compañero, como yo me compadecí de ti?” (Mt 18,33). Y Jesús concluye: “Lo mismo hará también mi Padre celestial con ustedes, si no perdonan de corazón a sus hermanos” (Mt 18,35).

La parábola ofrece una profunda enseñanza a cada uno de nosotros. Jesús afirma que la misericordia no es solo el obrar del Padre, sino que ella se convierte en el criterio para saber quiénes son realmente sus hijos. Así entonces, estamos llamados a vivir de misericordia, porque a nosotros en primer lugar se nos ha aplicado misericordia.

El perdón de las ofensas deviene la expresión más evidente del amor misericordioso y para nosotros cristianos es un imperativo del que no podemos prescindir. ¡Cómo es difícil muchas veces perdonar! Y, sin embargo, el perdón es el instrumento puesto en nuestras frágiles manos para alcanzar la serenidad del corazón.

Dejar caer el rencor, la rabia, la violencia y la venganza son condiciones necesarias para vivir felices. Acojamos entonces la exhortación del Apóstol: “No permitan que la noche los sorprenda enojados” (Ef 4,26). Y sobre todo escuchemos la palabra de Jesús que ha señalado la misericordia como ideal de vida y como criterio de credibilidad de nuestra fe. “Dichosos los misericordiosos, porque encontrarán misericordia” (Mt 5,7) es la bienaventuranza en la que hay que inspirarse durante este Año Santo.

Como se puede notar, la misericordia en la Sagrada Escritura es la palabra clave para indicar el actuar de Dios hacia nosotros. Él no se limita a afirmar su amor, sino que lo hace visible y tangible. El amor, después de todo, nunca podrá ser una palabra abstracta.

Por su misma naturaleza es vida concreta: intenciones, actitudes, comportamientos que se verifican en el vivir cotidiano. La misericordia de Dios es su responsabilidad por nosotros. Él se siente responsable, es decir, desea nuestro bien y quiere vernos felices, colmados de alegría y serenos.

Es sobre esta misma amplitud de onda que se debe orientar el amor misericordioso de los cristianos. Como ama el Padre, así aman los hijos. Como Él es misericordioso, así estamos nosotros llamados a ser misericordiosos los unos con los otros.
https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-en-parabolas-sobre-la-misericordia-encontramos-el-nucleo-de-nuestra-fe-41317/

Para leer el texto completo de la Bula de Convocación “Misericordiae vultus”, puede ingresar a:
https://www.aciprensa.com/noticias/texto-completo-bula-del-papa-francisco-para-convocar-jubileo-de-la-misericordia-24882/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Sáb Abr 11, 2015 5:00 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Papa Francisco sobre Año Jubilar: ¡Este es el tiempo oportuno para cambiar de vida!»
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Confesión durante la Jornada Mundial de la Juventud en Río, en 2013. Foto: Walter Sánchez-Silva / ACI Prensa

VATICANO, 11 Abr. 15 / 02:17 pm (ACI).- El Papa Francisco alentó a la conversión y a “cambiar de vida”, en su Bula de Convocación “Misericordiae vultus”, con la que anuncia oficialmente el Jubileo Extraordinario de la Misericordia.

El Año Jubilar convocado por el Santo Padre comenzará el 8 de diciembre de 2015 y concluirá el 20 de noviembre de 2016.

En el documento, Francisco aseguró que “el Papa os tiende la mano. Está dispuesto a escucharos. Basta solamente que acojáis la llamada a la conversión y os sometáis a la justicia mientras la Iglesia os ofrece misericordia”.

A continuación las palabras del Papa Francisco llamando a la conversión:

La palabra del perdón pueda llegar a todos y la llamada a experimentar la misericordia no deje a ninguno indiferente. Mi invitación a la conversión se dirige con mayor insistencia a aquellas personas que se encuentran lejanas de la gracia de Dios debido a su conducta de vida.

Pienso en modo particular a los hombres y mujeres que pertenecen a algún grupo criminal, cualquiera que éste sea. Por vuestro bien, os pido cambiar de vida. Os lo pido en el nombre del Hijo de Dios que si bien combate el pecado nunca rechaza a ningún pecador. No caigáis en la terrible trampa de pensar que la vida depende del dinero y que ante él todo el resto se vuelve carente de valor y dignidad.

Es solo una ilusión. No llevamos el dinero con nosotros al más allá. El dinero no nos da la verdadera felicidad. La violencia usada para amasar fortunas que escurren sangre no convierte a nadie en poderoso ni inmortal. Para todos, tarde o temprano, llega el juicio de Dios al cual ninguno puede escapar.

La misma llamada llegue también a todas las personas promotoras o cómplices de corrupción. Esta llaga putrefacta de la sociedad es un grave pecado que grita hacia el cielo pues mina desde sus fundamentos la vida personal y social.

La corrupción impide mirar el futuro con esperanza porque con su prepotencia y avidez destruye los proyectos de los débiles y oprime a los más pobres. Es un mal que se anida en gestos cotidianos para expandirse luego en escándalos públicos. La corrupción es una obstinación en el pecado, que pretende sustituir a Dios con la ilusión del dinero como forma de poder. Es una obra de las tinieblas, sostenida por la sospecha y la intriga.

Corruptio optimi pessima, decía con razón san Gregorio Magno, para indicar que ninguno puede sentirse inmune de esta tentación. Para erradicarla de la vida personal y social son necesarias prudencia, vigilancia, lealtad, transparencia, unidas al coraje de la denuncia. Si no se la combate abiertamente, tarde o temprano busca cómplices y destruye la existencia.

¡Este es el tiempo oportuno para cambiar de vida! Este es el tiempo para dejarse tocar el corazón. Delante a tantos crímenes cometidos, escuchad el llanto de todas las personas depredadas por vosotros de la vida, de la familia, de los afectos y de la dignidad. Seguir como estáis es sólo fuente de arrogancia, de ilusión y de tristeza.

La verdadera vida es algo bien distinto de lo que ahora pensáis. El Papa os tiende la mano. Está dispuesto a escucharos. Basta solamente que acojáis la llamada a la conversión y os sometáis a la justicia mientras la Iglesia os ofrece misericordia.
https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-sobre-ano-jubilar-este-es-el-tiempo-oportuno-para-cambiar-de-vida-25864/

Para leer el texto completo de la Bula de Convocación “Misericordiae vultus”, puede ingresar a:
https://www.aciprensa.com/noticias/texto-completo-bula-del-papa-francisco-para-convocar-jubileo-de-la-misericordia-24882/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Sáb Abr 11, 2015 5:04 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«La misericordia no es contraria a la justicia, explica el Papa Francisco»
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Papa Francisco en la celebración de Vísperas hoy. Foto: Elise Harris / ACI Prensa

VATICANO, 11 Abr. 15 / 02:45 pm (ACI).- En su Bula “Misericordiae vultus”, con la que convocó hoy oficialmente el Jubileo Extraordinario de la Misericordia, el Papa Francisco rechazó que haya una oposición entre esta y la justicia.

Además, el Santo Padre destacó que “la justicia por sí misma no basta, y la experiencia enseña que apelando solamente a ella se corre el riesgo de destruirla”.

El Jubileo de la Misericordia comenzará el 8 de diciembre de este año y concluirá el 20 de noviembre de 2016.

A continuación, las palabras del Papa Francisco sobre la relación entre justicia y misericordia:

La misericordia no es contraria a la justicia sino que expresa el comportamiento de Dios hacia el pecador, ofreciéndole una ulterior posibilidad para examinarse, convertirse y creer. La experiencia del profeta Oseas viene en nuestra ayuda para mostrarnos la superación de la justicia en dirección hacia la misericordia.

La época de este profeta se cuenta entre las más dramáticas de la historia del pueblo hebreo. El Reino está cercano de la destrucción; el pueblo no ha permanecido fiel a la alianza, se ha alejado de Dios y ha perdido la fe de los Padres. Según una lógica humana, es justo que Dios piense en rechazar el pueblo infiel: no ha observado el pacto establecido y por tanto merece la pena correspondiente, el exilio.

Las palabras del profeta lo atestiguan: “Volverá al país de Egipto, y Asur será su rey, porque se han negado a convertirse” (Os 11,5). Y sin embargo, después de esta reacción que apela a la justicia, el profeta modifica radicalmente su lenguaje y revela el verdadero rostro de Dios: “Mi corazón se convulsiona dentro de mí, y al mismo tiempo se estremecen mis entrañas. No daré curso al furor de mi cólera, no volveré a destruir a Efraín, porque soy Dios, no un hombre; el Santo en medio de ti y no es mi deseo aniquilar” (11,8-9).

San Agustín, como comentando las palabras del profeta dice: “Es más fácil que Dios contenga la ira que la misericordia”.

Si Dios se detuviera en la justicia dejaría de ser Dios, sería como todos los hombres que invocan respeto por la ley. La justicia por sí misma no basta, y la experiencia enseña que apelando solamente a ella se corre el riesgo de destruirla. Por esto Dios va más allá de la justicia con la misericordia y el perdón.

Esto no significa restarle valor a la justicia o hacerla superflua, al contrario. Quien se equivoca deberá expiar la pena. Solo que este no es el fin, sino el inicio de la conversión, porque se experimenta la ternura del perdón. Dios no rechaza la justicia. Él la engloba y la supera en un evento superior donde se experimenta el amor que está a la base de una verdadera justicia.

Debemos prestar mucha atención a cuanto escribe Pablo para no caer en el mismo error que el Apóstol reprochaba a sus contemporáneos judíos: “Desconociendo la justicia de Dios y empeñándose en establecer la suya propia, no se sometieron a la justicia de Dios. Porque el fin de la ley es Cristo, para justificación de todo el que cree” (Rm 10,3-4).

Esta justicia de Dios es la misericordia concedida a todos como gracia en razón de la muerte y resurrección de Jesucristo. La Cruz de Cristo, entonces, es el juicio de Dios sobre todos nosotros y sobre el mundo, porque nos ofrece la certeza del amor y de la vida nueva.
https://www.aciprensa.com/noticias/la-misericordia-no-es-contraria-a-la-justicia-explica-el-papa-francisco-51024/

Para leer el texto completo de la Bula de Convocación “Misericordiae vultus”, puede ingresar a:
https://www.aciprensa.com/noticias/texto-completo-bula-del-papa-francisco-para-convocar-jubileo-de-la-misericordia-24882/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Sáb Abr 11, 2015 5:08 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«San Juan Pablo II: El gran devoto de la Divina Misericordia»
Por Abel Camasca
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Imagen de dominio público_Wikipedia_100415

REDACCIÓN CENTRAL, 11 Abr. 15 / 04:26 pm (ACI).- “‘Jesús, en ti confío’. Esta jaculatoria que rezan numerosos devotos, expresa muy bien la actitud con la que también nosotros queremos abandonarnos con confianza en tus manos, oh Señor”, dijo San Juan Pablo II en la Fiesta de la Misericordia en el año 2001. Conozca todo lo que hizo el Papa peregrino para propagar esta devoción.

“He amado a Polonia de modo especial y si obedece mi voluntad, la enalteceré en poder y en santidad. De ella saldrá una chispa que preparará el mundo para mi última venida”, escuchó Santa Faustina, cierto día, en profunda oración.

Tiempo después de la muerte de Santa María Faustina Kowalska, se empezó a recopilar todos los datos y testimonios sobre la vida y obra de la religiosa.

En 1967, el entonces Cardenal Karol Wojtyla presidió la sesión solemne que puso punto final al proceso informativo diocesano. Las actas del proceso fueron enviadas a Roma para que se abra el proceso de beatificación de la vidente del Señor de la Divina Misericordia.

Más adelante el Papa Juan Pablo II beatificó (1993) y canonizó (2000) a Santa Faustina, justamente en el segundo domingo de Pascua de ambos años.

“Y tú, Faustina, don de Dios a nuestro tiempo, don de la tierra de Polonia a toda la Iglesia, concédenos percibir la profundidad de la misericordia divina, ayúdanos a experimentarla en nuestra vida y a testimoniarla a nuestros hermanos”, dijo el Papa en la canonización de su compatriota polaca.

Años antes, en 1980, San Juan Pablo II, ya había publicado su carta encíclica titulada “Dives in Misericordia”, sobre la misericordia divina, en la que anima a los fieles a regresar la mirada al misterio del amor misericordioso de Dios.

"Es conveniente ahora que volvamos la mirada a este misterio: lo están sugiriendo múltiples experiencias de la Iglesia y del hombre contemporáneo; lo exigen también las invocaciones de tantos corazones humanos, con sus sufrimientos y esperanzas, sus angustias y expectación", escribió.

El 30 de abril de 2000, el Papa proclamó el segundo domingo de Pascua como el “Domingo de la Misericordia Divina” para todo el mundo.

En el 2002, el Pontífice estableció que el “Domingo de la Misericordia Divina” se enriquezca con indulgencias, con las que se pueden beneficiar también los enfermos, navegantes de altamar o aquellos que por causa justa no puedan abandonar su casa o desempeñen una actividad impostergable.

Ese mismo año, el Santo Padre viajó a Cracovia (Polonia) y en el Santuario de la Misericordia Divina consagró el mundo a Jesús de la Divina Misericordia.

“Dios, Padre misericordioso, que has revelado tu amor en tu Hijo Jesucristo y lo has derramado sobre nosotros en el Espíritu Santo, Consolador, te encomendamos hoy el destino del mundo y de todo hombre”, fueron algunas de las palabras de su oración.

San Juan Pablo II murió el 2 de abril de 2005, la noche previa al Domingo de la Divina Misericordia de aquel año, Fiesta de la Misericordia que él instituyó siguiendo el pedido de Jesucristo a Santa Faustina.

El Papa Benedicto XVI beatificó a Juan Pablo II el 1 de mayo de 2011, en el segundo domingo de Pascua, y el Papa Francisco lo canonizó el 27 de abril de 2014, también Fiesta de la Misericordia.

Más información en el especial de la Divina Misericordia

https://www.aciprensa.com/noticias/san-juan-pablo-ii-el-gran-devoto-de-la-divina-misericordia-71976/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Sáb Abr 11, 2015 11:38 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Hoy la Iglesia celebra la Fiesta de la Divina Misericordia»
REDACCIÓN CENTRAL, 12 Abr. 15 / 12:01 am (ACI/EWTN Noticias).- Hoy la Iglesia Universal celebra la Fiesta de la Divina Misericordia, establecida por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos el 23 de mayo del 2000 por indicación de San Juan Pablo II, para que tenga lugar el Segundo Domingo de Pascua.

El objetivo de esta Fiesta es hacer llegar a los corazones de cada persona el mensaje de que Dios es Misericordioso y ama a todos.

“Deseo que la Fiesta de la Misericordia sea un refugio y amparo para todas las almas y, especialmente, para los pobres pecadores”, le dijo Jesús a Santa Faustina.

“Las almas mueren a pesar de mi amarga Pasión. Les ofrezco la última tabla de salvación, es decir, la Fiesta de mi Misericordia. Si no adoran mi misericordia morirán para siempre”, le señaló Cristo a la santa en otra ocasión.

En este día los fieles pueden obtener indulgencias plenarias y con el fin de celebrar apropiadamente esta festividad, se recomienda rezar la Coronilla de la Divina Misericordia.

Más información en el especial de la Divina Misericordia
http://youtu.be/WmrEm5qR_WY
https://www.aciprensa.com/noticias/hoy-la-iglesia-celebra-la-fiesta-de-la-divina-misericordia-93827/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Sáb Abr 11, 2015 11:46 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Holy Mass for the faithful of Armenian Rite - 2015.04.12»
Programado para el 12/04/2015

Starts at 8.55 AM - Pope Francis presides at the celebration of Holy Mass on the Second Sunday of Easter, liturgical feast of Divine Mercy, for the faithful of Armenian Rite

https://www.youtube.com/watch?v=OYCQZVIDAx8
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Dom Abr 12, 2015 8:20 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Regina Coeli - 2015.04.12»
Transmitido en vivo el 12/04/2015

Starts at 12:00 pm - The Holy Father recites the Regina Coeli, which in the Easter Season and until the Pentecost replaces the Angelus, and then issues greetings to the faithful.

Il Santo Padre recita la preghiera del Regina Coeli, in sostituzione dell'Angelus tra Pasqua e Pentecoste.

https://www.youtube.com/watch?v=_nPd7BPexYU
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Dom Abr 12, 2015 8:59 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«La guerra es una locura y una masacre inútil, dice el Papa Francisco»
Por Alvaro de Juana[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Papa Francisco en Misa de hoy, en la Basílica de San Pedro. Foto: Bohumil Petrik / ACI Prensa

VATICANO, 12 Abr. 15 / 08:28 am (ACI/EWTN Noticias).- La Basílica de San Pedro acogió hoy a miles de fieles armenios que asistieron a la celebración de una Misa a las 9 de la mañana en Roma por los 100 años del martirio armenio.

Entre 1915 y 1923 fueron asesinados más de un millón y medio de armenios a manos del imperio turco, por causa de su fe. Muchos otros sufrieron una dura persecución.

Al comienzo de la celebración, el Santo Padre pronunció algunas palabras a modo de saludo, calificó la tragedia armenia de “genocidio” y recordó otras masacres y el sufrimiento que viven en la actualidad miles de cristianos en todo el mundo a causa de su fe.

“En varias ocasiones he definido este tiempo como un tiempo de guerra, una tercera guerra mundial ‘a trozos’, en la que asistimos cada día a crímenes atroces, a masacres sanguinarias y a la locura de la destrucción”.

“Por desgracia –continuó– todavía hoy sentimos el grito sofocado y descuidado de tantos de nuestros hermanos y hermanas impotentes, que a causa de su fe en Cristo o de su pertenencia étnica son públicamente y atrozmente asesinados –decapitados, crucificados, quemados vivos- o forzados a abandonar sus tierras”, dijo en referencia a las actuaciones del autodenominado Estado Islámico (ISIS) en Irak y Siria.

El Papa llamó a esto “genocidio causado por la indiferencia general y colectiva, por el silencio cómplice de Caín que exclama: ‘¿A mí qué me importa?’; ‘¿Soy quizás yo el custodio de mi hermano?’”.

El Pontífice señaló que “nuestra humanidad vivió en el siglo pasado tres grandes tragedias inauditas: la primera, aquella que generalmente viene considerada como ‘el primer genocidio del siglo XX’”, como dijo San Juan Pablo II en 2001. “Ésta golpeó vuestro pueblo armenio –primera nación cristiana- junto a siro-católicos y ortodoxos, a los asirios, a los caldeos y a los griegos”, aseguró el Papa.

Francisco recordó que “fueron asesinados obispos, sacerdotes, religiosos, mujeres, hombres, ancianos e incluso niños y enfermos indefensos”.

Las otras dos tragedias “fueron las perpetradas por el nazismo y el stalinismo. Y más recientemente otros exterminios en masa, como los de Camboya, Ruanda, Burundi o Bosnia”.

“Y todavía parece que la humanidad no es capaz de cesar de verter sangre inocente. Parece que el entusiasmo construido al final de la II Guerra Mundial está desapareciendo y disolviéndose. Parece que la familia humana rechaza aprender de sus propios errores causados por la ley del terror; y así todavía hoy existe quien busca eliminar a los que son como él, con la ayuda de algunos y con el silencio cómplice de otros que permanecen de espectadores”.

Tras estas duras palabras, el Papa también quiso destacar que “todavía no hemos aprendido que ‘la guerra es una locura, una masacre inútil’”.

Dirigiéndose directamente a los armenios, explicó que “hoy recordamos con el corazón perforado de dolor, pero colmado de la esperanza en el Señor Resucitado, el centenario de aquél trágico evento, de aquel enorme exterminio, que sus antepasados sufrieron cruelmente”.

A los fieles armenios aseguró que “recordarlo es necesario” porque “si no hay memoria significa que el mal todavía tiene abierta la herida; esconder o negar el mal es como dejar que una herida continúe sangrando sin curarla”.

El Papa finalizó pidiendo profesar “que la crueldad nunca puede ser atribuida a la obra de Dios, incluso más, absolutamente no se debe encontrar en su Santo Nombre justificación alguna”.

https://www.aciprensa.com/noticias/la-guerra-es-una-locura-y-una-masacre-inutil-dice-el-papa-francisco-92848/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Dom Abr 12, 2015 9:03 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Turquía llama a consulta a Nuncio luego de que Papa Francisco reconoció genocidio armenio»
Por Alvaro de Juana
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Niña armenia refugiada en Siria fallece en el desierto. Foto: Near East Relief / Dominio Público

ROMA, 12 Abr. 15 / 08:59 am (ACI/EWTN Noticias).- “El siglo pasado, la familia humana sufrió varias tragedias sin precedentes. La primera, que está considerada como el primer genocidio, golpeó al pueblo armenio", dijo el Papa Francisco en la mañana del domingo al saludar a miles de fieles armenios que participaron en la Basílica de San Pedro de una Misa por los cien años del martirio de millón y medio de armenios a manos de los turcos.

Estas palabras han provocado el enfado del gobierno de Turquía, que ha llamado a consulta al Vaticano. En concreto, ha sido el Ministerio de Exteriores turco el que ha convocado al Nuncio Apostólico en el país, Mons. Antonio Lucibello.

Turquía nunca ha reconocido la masacre, aunque el año pasado el primer ministro y hoy presidente Erdogan ofreció condolencias a los descendientes de las víctimas.

El gobierno turco no ha comentado aún de forma oficial las palabras del Papa Francisco. No obstante, la convocatoria al Nuncio Apostólico es ya una protesta formal por las palabras del Santo Padre.

En 2001, Juan Pablo II firmó un documento junto al Patriarca Armenio en el que denunciaba aquel hecho histórico, aunque ha sido el Papa Francisco el primero en denominarlo de esta manera.

La masacre armenia, sin embargo, si está reconocida por 22 países, entre ellos Argentina, Bélgica, Canadá, Chile, Chipre, Francia, Grecia, Italia, Lituania, Líbano, Países Bajos, Polonia, Rusia, Eslovaquia, Suecia, Suiza, Uruguay, Venezuela y la misma Armenia.

La cuestión va más allá de una mera denominación ya que una de las condiciones impuestas a Turquía para poder integrarse en la Unión Europea es que reconozca como tal el genocidio contra los armenios.

Los armenios calculan que un millón y medio de personas murieron entre 1915 y 1917, a manos del Imperio Otomano, actual Turquía.

"Hoy recordamos con el corazón lleno de dolor, pero también de esperanza, el centenario de aquel trágico evento, de aquel atroz y descabellado exterminio que vuestros antepasados sufrieron cruelmente", afirmó también el Papa en la Misa.

El Papa habló además de otras dos tragedias al mencionar el nacismo y el estanilismo, así como “más recientemente otros exterminios en masa, como los de Camboya, Ruanda, Burundi o Bosnia”.

“Y todavía parece que la humanidad no es capaz de cesar de verter sangre inocente. Parece que el entusiasmo construido al final de la II Guerra Mundial está desapareciendo y disolviéndose. Parece que la familia humana rechaza aprender de sus propios errores causados por la ley del terror; y así todavía hoy existe quien busca eliminar a los que son como él, con la ayuda de algunos y con el silencio cómplice de otros que permanecen de espectadores”, dijo en el saludo inicial.

“En varias ocasiones he definido este tiempo como un tiempo de guerra, una tercera guerra mundial ‘a trozos’, en la que asistimos cada día a crímenes atroces, a masacres sanguinarias y a la locura de la destrucción”.

El Pontífice también aseguró que “por desgracia todavía hoy sentimos el grito sofocado y descuidado de tantos de nuestros hermanos y hermanas impotentes, que a causa de su fe en Cristo o de su pertenencia étnica son públicamente y atrozmente asesinados –decapitados, crucificados, quemados vivos- o forzados a abandonar sus tierras”, dijo en referencia a las actuaciones del autodenominado Estado Islámico (ISIS) en Irak y Siria.

Junto a él, han concelebrado la misa el Patriarca de Cilicia de los Armenios Católicos, Nerses Bedros XIXM, y el Supremo Patriarca de los Católicos de todos los Armenos, Karekin II. En la Basílica se encontraba también el Presidente armenio, Serz Sargsyan.

El Papa Francisco, siendo Arzobispo de Buenos Aires, mantenía una relación muy cercana con la comunidad armenia de Argentina. Ya entonces estaba convencido de que la muerte de los armenios durante la I Guerra Mundial fue un verdadero genocidio.

Así figura en el libro “Sobre el cielo y la tierra”, del que es autor junto al rabino Abraham Skorka.

https://www.aciprensa.com/noticias/turquia-llama-a-consulta-a-nuncio-luego-de-que-papa-francisco-reconocio-genocidio-armenio-72431/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Dom Abr 12, 2015 9:33 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Papa Francisco proclamó nuevo Doctor de la Iglesia a San Gregorio de Narek»
Por Alvaro de Juana
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Imagen de San Gregorio de Narek en la Basílica de San Pedro hoy. Foto: Bohumil Petrik / ACI Prensa

VATICANO, 12 Abr. 15 / 09:55 am (ACI/EWTN Noticias).- El Papa Francisco proclamó Doctor de la Iglesia a San Gregorio de Narek al inicio de la Misa en memoria de todos los asesinados a causa de su fe en el genocidio armenio, del que se cumplen ahora cien años.

El Santo armenio es el Doctor de la Iglesia número 36 de la Iglesia Católica.

En la solemne ceremonia, resonaron los cantos armenios de las corales del patriarcado de Beirut (Líbano) y del de Armenia, que contaron con algunos instrumentos típicos.

El Cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, junto al Postulador de la causa, se dirigieron al Papa Francisco pidiendo la proclamación de San Gregorio Narek como Doctor de la Iglesia Universal.

“Padre Santo, desde los primeros siglos de la era cristiana, el Espíritu Santo ha dado al Oriente numerosas estrellas, es decir, hombres y mujeres santos y sabios que con el ejemplo de su propia vida y con su enseñanza han señalado el camino  al conocimiento de los misterios de Dios y al encuentro con Cristo”.

Sobre San Gregorio de Narek afirmó que “este gran teólogo, místico y poeta, comunicó la experiencia espiritual y eclesial con la vida y la enseñanza dogmática, transmitiendo la teología a través de  la belleza. La profundidad de las ideas teológicas de nuestro Santo, la novedad de su pensamiento y el vigor de su verbo poético fueron siempre apreciados a nivel popular y también por los hombres de la cultura”.

“Su obra penetró poco a poco en todos los campos de la vida religiosa y de la cultura armena: la poesía, la miniatura, la música, la hagiografía, la liturgia y el folclore. Su constante popularidad está unida todavía hoy a su libro de meditaciones y oraciones y fue conocido comúnmente por el pueblo armeno con el nombre de Narek”.

A esto, el Cardenal añadió que “es el texto más venerado y más difundido en Armenia después del Evangelio”.

Los puntos fundamentales que tocó el Santo en su doctrina fueron “el sentido del pecado y del límite del hombre, que es incapaz de hablar de Dios y con Dios sin la mediación de la Palabra encarnada; la reflexión dogmática sobre el misterio de la Santísima Trinidad, de la cual veía una reflexión en el alma humana y sobre todo una analogía con las tres virtudes teologales; y la defensa de la eficacia sobrenatural de los sacramentos y su rol de transmisión y de meditación de la Iglesia, reafirmando la importancia de la gracia divina y de la vida interior, en contraposición a las tendencias heréticas de los Thondrakiani, que pretendían regresar a los orígenes del cristianismo pero renegando de la jerarquía, los sacramentos, la Iglesia y la litúrgica”.

El Santo también trató “la devoción a la Virgen María, la Panaghi, ‘aquella que no es otra cosa que santidad’, la ‘Toda Santa’”.

El Prefecto para las Causas de los Santos aseguró que después de que los diferentes organismos de la curia estudiaron el caso, la Congregación para la Doctrina de la Fe dio su voto afirmativo para proclamarlo Doctor Universal de la Iglesia”.

San Gregorio de Narek nació en Andzevatsik (Armenia) entorno al año 950, en una familia de literatos. Entró joven en el monasterio de Narek (Armenia) en donde existía una célebre escuela de Sagrada Escritura y de patrística.

En el año 1003 escribió su obra más famosa, el  Libro de las Lamentaciones.

La Iglesia le recuerda en el Martirologio Romano el 27 de febrero de esta manera: “En el monasterio de Narek, en Armenia, San Gregorio, monje, doctor de los armenios, insigne por la doctrina, los escritos y la ciencia mística”.

San Gregorio de Narek fue llamado el “San Agustín de los armenios”, no tanto por la cantidad de sus obras sino por el influjo que tuvo entre los fieles.

El nuevo Doctor de la Iglesia nació en una familia de escritores. Su madre murió mientras Gregorio todavía estaba en edad temprana, su padre Khosrov, quien más tarde se convirtió en arzobispo, escribió el más antiguo comentario de la iglesia armenia sobre la Divina Liturgia.

Al morir su esposa, Khosrov confió a Gregorio y a su hermano Juan a su primo Ananías Vartabed, llamado “el filósofo”, abad del monasterio de Narek, fundador de la escuela local y del monasterio del pueblo. En aquella época el monasterio, situado en las orillas del lago Van en Vaspuragán (hoy Turquía) era floreciente en vocaciones y en vida espiritual.

La vida de San Gregorio se sitúa en plena época de la separación de la Iglesia Apostólica Armenia de su fidelidad a Roma, en una época de paz y prosperidad anterior a las terribles invasiones de los turcos y los mongoles. Se trata de unos años en los que la Iglesia armenia experimentó un auténtico renacimiento cultural, al cual contribuyó grandemente el mismo Gregorio.

El monasterio de Narek, hoy deshabitado, fue destruido como comunidad religiosa en el siglo XX, tras el Genocidio Armenio, la deportación forzosa y exterminio de un número indeterminado de civiles armenios, calculado aproximadamente entre un millón y medio y dos millones de personas, por el gobierno de los Jóvenes Turcos en el Imperio otomano, desde 1915 hasta 1923.

A la edad de 25 años fue ordenado sacerdote y nombrado formador de los novicios. Su fama de santidad y sabiduría trascendió las paredes de Narek, pasó a los monasterios vecinos y se convirtió sin pretenderlo en reformador de la vida monacal. Elegido abad del monasterio, llevó una vida de ardiente amor por Cristo y María.

Las envidias y la estricta observancia de las normas de vida conventual, le trajeron la enemistad de algunos monjes que abrieron contra él una auténtica persecución; lo llegaron a acusar injustamente de herejía, y aquella campaña terminó con la deposición de sus cargos.

Gregorio fue un distinguido teólogo y uno de los poetas más importantes de la literatura armenia. Entre sus obras se destacan un Comentario sobre el Cantar de los Cantares, muchos panegíricos y una colección de noventa y cinco oraciones en forma poética llamada “Narek”, por el monasterio en el que vivió. Murió alrededor del año 1005 y fue enterrado en el mismo monasterio. Su tumba fue el destino de peregrinaciones hasta la época de las masacres perpetradas por los turcos.

Los últimos doctores de la Iglesia fueron declarados por el Papa Benedicto XVI en octubre de 2012. En aquella ocasión concedió este título a San Juan de Ávila y a Santa Hildegarda de Bingen.

https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-proclamo-nuevo-doctor-de-la-iglesia-a-san-gregorio-de-narek-16866/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Dom Abr 12, 2015 9:37 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Papa sobre el genocidio armenio: «Negarlo es dejar que la herida sangre»»
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Armenios

Al recordar los 100 años de la masacre cometida por el Imperio Otomano contra el pueblo armenio, Francisco usó la palabra tabú del “genocidio” y fue más allá, comparó aquellos acontecimientos con el Holocausto - Andrés Beltramo Álvarez - Ciudad del vaticano 

"El primer genocidio del siglo XX". Finalmente el Papa utilizó la palabra tabú. Al celebrar una misa solemne, por el centenario de la masacre sufrida por el pueblo armenio a manos del Imperio Otomano, Francisco calificó aquellos hechos como un “desquiciado exterminio”. Lo comparó con el Holocausto y advirtió que “esconder o negar el mal es como dejar que una herida continúe sangrando sin medicarla”.  

Antes de comenzar la eucaristía, en la Basílica de San Pedro, el pontífice pronunció un mensaje que dedicó a recordar la matanza de 1915 contra más de un millón y medio de personas, en su mayoría cristianos, a manos de los turcos. Y, para usar el término “genocidio” (tan incómodo y hostilizado por la política diplomática de Ankara) apeló a la estrategia de citar la declaración conjunta firmada en 2001 por Juan Pablo II y el patriarca armenio Karekin II.  

“Nuestra humanidad ha vivido, en el siglo pasado, tres grandes tragedias inauditas: La primera, aquella que generalmente es considerada el primer genocidio del siglo XX; esta ha golpeado a vuestro pueblo armenio –primer nación cristiana-, junto a los sirios católicos y ortodoxos, los asirios, los caldeos y los griegos”, señaló.  

Recordó que en la península de Anatolia un siglo atrás fueron asesinados obispos, sacerdotes, religiosos, mujeres, hombres, ancianos e incluso niños y enfermos indefensos. Y estableció que los otros dos genocidios, como el armenio, “fueron perpetrados por el nazismo y el estalinismo”. Aún más, paragonó los hechos de 1915 con los “más recientemente otros exterminios de masa, como los de Camboya, Ruanda, Burundi, Bosnia”.  

“Aún así parece que la humanidad no logra cesar de derramar sangre inocente. Parece que el entusiasmo surgido al final de la Segunda Guerra Mundial está desapareciendo y disolviéndose. Parece que la familia humana rechaza aprender de los propios errores causados por la ley de terror, y así, aún hoy, existe quien busca eliminar a los propios similares, con la ayuda de algunos y con el silencio cómplice de otros que permanecen como espectadores. No hemos aprendido que la guerra es una locura, una inútil tragedia”, lamentó.  

A los “queridos hermanos armenios” les dijo que este día se recuerda, “con el corazón traspasado por el dolor, pero lleno de la esperanza del señor resucitado”, el centenario de “aquel trágico evento, de aquel desmesurado y loco exterminio”, que sus antepasados padecieron “cruelmente”.  

“Recordarlo es necesario, aún más, es un deber porque allí donde no subsiste la memoria significa que el mal tiene aún abierta la herida; ¡esconder o negar el mal es como dejar que una herida continúe sangrando sin medicarla!”, insistió, haciendo indirecta referencia a la histórica política turca de minimizar los acontecimientos y protestar enérgicamente cada vez que alguien, a nivel internacional, emplea el adjetivo “genocidio”.  

En la misa estuvieron presentes el presidente armenio Serž Sargsyan; Karekin II, Supremo Patriarca y Catholicos de todos los Armenios; Aram I, Catholicos de la Gran Casa de Cilicia y a Nerses Bedros XIX, Patriarca de Cilicia de los Armenios Católicos. A ellos el Papa les agradeció.  

Al principio de su alocución, explicó que en muchas ocasiones él ha definido el tiempo actual como “tiempo de guerra, una tercera guerra mundial por partes”, en el cual se asiste cotidianamente a “crímenes feroces, a masacres sanguinarias y a la locura de la destrucción”.  

Lamentó que también actualmente se sienta el “grito sofocado y desoído” de tantos hermanos y hermanas inermes que, a causa de su fe en Cristo y de su pertenencia étnica, “son públicamente y atrozmente asesinados –decapitados, crucificados, quemados vivos- o son obligados a abandonar su tierra”.  

“También hoy estamos viviendo una suerte de genocidio causado por la indiferencia general y colectiva, por el silencio cómplice de Caín que exclama: ¿A mi que me importa? Soy yo quizás el custodio de mi hermano”, exclamó.  

Y abundó: “Con la firme certeza de que el mal no proviene jamás de Dios, profesamos que la crueldad no puede ser nunca atribuida a la obra de Dios y, aún más, no debe absolutamente encontrar en su santo nombre justificación alguna. ¡Vivamos juntos esta celebración fijando nuestra mirada sobre Jesucristo resucitado, vencedor de la muerte y del mal!”.  

Con este mensaje de introducción, el Papa optó por separar el mensaje más político-histórico de su predicación en la homilía de la misa, que ocupó en una reflexión bíblica sobre el sentido del mal y su influencia en el corazón del hombre.  

http://vaticaninsider.lastampa.it/es/vaticano/dettagliospain/articolo/francesco-francis-francisco-armeni-genocidio-40330/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Dom Abr 12, 2015 9:42 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Papa Francisco en Domingo de Misericordia: En llagas de Jesús vemos el misterio de su amor»
Por Alvaro de Juana
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Papa Francisco. Foto: Lauren Cater / ACI Prensa

VATICANO, 12 Abr. 15 / 10:35 am (ACI/EWTN Noticias).- En la Misa celebrada en la mañana del Segundo Domingo de Pascua en la Basílica de San Pedro, Fiesta de la Divina Misericordia, el Papa Francisco alentó a los fieles a “entrar en el misterio de sus llagas, que es el misterio de su amor misericordioso”.

El Papa comentó el Evangelio del día en el que Jesús resucitado se presenta a los discípulos que estaban encerrados en una casa y les dijo “Paz a vosotros” y les enseñó las manos y el costado. “Así ellos se dieron cuenta de que no era una visión, era Él, el Señor, y se llenaron de alegría”.

Pero también “ocho días después, Jesús entró de nuevo en el Cenáculo y mostró las llagas a Tomás, para que las tocase como él quería, para que creyese y se convirtiese en testigo de la Resurrección”.

Así, “también a nosotros, hoy, en este Domingo que San Juan Pablo II quiso dedicar a la Divina Misericordia, el Señor nos muestra, por medio del Evangelio, sus llagas. Son llagas de misericordia”.

“Es verdad: las llagas de Jesús son llagas de misericordia. Jesús nos invita a mirar sus llagas, nos invita a tocarlas, como a Tomás, para sanar nuestra incredulidad. Nos invita, sobre todo, a entrar en el misterio de sus llagas, que es el misterio de su amor misericordioso. A través de ellas, como por una brecha luminosa, podemos ver todo el misterio de Cristo y de Dios: su Pasión, su vida terrena –llena de compasión por los más pequeños y los enfermos–, su encarnación en el seno de María”.

El Papa aseguró que de esta manera “podemos recorrer hasta sus orígenes toda la historia de la salvación: las profecías –especialmente la del Siervo de Yahvé–, los Salmos, la Ley y la alianza, hasta la liberación de Egipto, la primera pascua y la sangre de los corderos sacrificados; e incluso hasta los patriarcas Abrahán, y luego, en la noche de los tiempos, hasta Abel y su sangre que grita desde la tierra”.

En referencia a las grandes tragedias de la historia del hombre, manifestó que “nos sentimos a veces abatidos, y nos preguntamos: ‘¿Por qué?’”. “La maldad humana puede abrir en el mundo abismos, grandes vacíos: vacíos de amor, vacíos de bien, vacíos de vida. Y nos preguntamos: ‘¿Cómo podemos salvar estos abismos?’ Para nosotros es imposible; sólo Dios puede colmar estos vacíos que el mal abre en nuestro corazón y en nuestra historia. Es Jesús, que se hizo hombre y murió en la cruz, quien llena el abismo del pecado con el abismo de su misericordia”, respondió él mismo.

Francisco puso de ejemplo a San Bernardo, que en su comentario al Cantar de los Cantares “se detiene justamente en el misterio de las llagas del Señor, usando expresiones fuertes, atrevidas, que nos hace bien recordar hoy”. Dice que “las heridas que su cuerpo recibió nos dejan ver los secretos de su corazón; nos dejan ver el gran misterio de piedad, nos dejan ver la entrañable misericordia de nuestro Dios”.

El Papa afirmó que éste “el camino que Dios nos ha abierto para que podamos salir, finalmente, de la esclavitud del mal y de la muerte, y entrar en la tierra de la vida y de la paz. Este Camino es Él, Jesús, Crucificado y Resucitado, y especialmente lo son sus llagas llenas de misericordia”.

Sobre los santos dijo que “nos enseñan que el mundo se cambia a partir de la conversión de nuestros corazones, y esto es posible gracias a la misericordia de Dios”.

“Por eso, ante mis pecados o ante las grandes tragedias del mundo, me remorderá mi conciencia, pero no perderé la paz, porque me acordaré de las llagas del Señor. Él, en efecto, ‘fue traspasado por nuestras rebeliones’. ¿Qué hay tan mortífero que no haya sido destruido por la muerte de Cristo?”, se preguntó. “Con los ojos fijos en las llagas de Jesús Resucitado, cantemos con la Iglesia: ‘Eterna es su misericordia’” dijo en alusión al Salmo 117.

La Eucaristía fue concelebrada por Su Beatitud Nerses Bedros XIX Tarmouni, Patriarca de Cecilia de los Armenios Catholicos y contó también con la presencia de Su Santidad Karekin II, Supremo Patriarca y Catholico de Todos los Armenios, y de Su Santidad Aram I, Católico de la Grande Casa de Cilicia.

Estuvo también presente en la celebración el Presidente de la República de Armenia, Serž Sargsyan.

Durante la misma, el Papa proclamó Doctor de la Iglesia a San Gregorio de Narek, que nació precisamente en Armenia.

https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-en-domingo-de-misericordia-en-llagas-de-jesus-vemos-el-misterio-de-su-amor-41554/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Dom Abr 12, 2015 9:58 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«“La maldad humana puede abrir abismos en el mundo”»
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
(©LaPresse) Papa Francisco

El Papa Francisco reflexionó este domingo sobre la aparición de Cristo a los apóstoles después de la Pascua y la duda de Tomás - Andrés Beltramo Álvarez - Ciudad del Vaticano 

“La maldad humana puede abrir en el mundo abismos, grandes vacíos: vacíos de amor, vacíos de bien, vacíos de vida”. Durante la homilía de la misa por el centenario del genocidio armenio, el Papa Francisco reflexionó sobre el impacto del mal en el corazón del hombre. Y luego, en el “Regina Coeli”, aseguró que la respuesta es la misericordia. 

El pontífice separó hoy su mensaje al pueblo armenio por la matanza de 1915, que pronunció antes de la celebración eucarística en la Basílica de San Pedro, del sermón que se centró en las lecturas litúrgicas, correspondientes al II domingo de Pascua y a la fiesta de la Divina Misericordia. 

“Ante los trágicos acontecimientos de la historia humana, nos sentimos a veces abatidos y nos preguntamos: ¿Por qué? ¿Cómo podemos salvar estos abismos? Para nosotros es imposible; sólo Dios puede colmar estos vacíos que el mal abre en nuestro corazón y en nuestra historia”, dijo en la homilía de la mañana. 

Apuntó que sólo Jesús puede llenar el abismo del pecado con “el abismo de su misericordia”. Sostuvo que los santos enseñan que el mundo se cambia a partir de la conversión de los corazones de las personas y que eso es posible gracias a la misericordia de Dios. 

“Por eso, ante mis pecados o ante las grandes tragedias del mundo, me remorderá mi conciencia pero no perderé la paz, porque me acordaré de las llagas del Señor. Él, en efecto, fue traspasado por nuestras rebeliones. ¿Qué hay tan mortífero que no haya sido destruido por la muerte de Cristo?”, insistió. 

Más tarde, al mediodía, Jorge Mario Bergoglio se asomó a la ventana de su estudio personal del Palacio Apostólico del Vaticano para la oración mariana del “Regina Coeli” (Reina del cielo). La Plaza de San Pedro estaba repleta. En su mensaje evocó el pasaje bíblico que cuenta cómo Tomás dudó de la primera aparición de Jesús a los discípulos después de muerto, en la cual estuvo ausente. 

“Tomás no es uno que se contentó y busca, pretende verificar en persona, cumplir una propia experiencia personal. Tras las iniciales resistencias e inquietudes, al final llega también él a creer, aunque avanzando con fatiga. Jesús lo espera pacientemente y se ofrece él ante las dificultades y las inseguridades del último llegado. El señor proclama ‘felices’ los que creen sin ver, pero va al encuentro también de la exigencia del discípulo incrédulo”, explicó. 

“Al contacto salvador con las llagas del resucitado, Tomás manifiesta las propias heridas, las propias laceraciones, la propia humillación; en el signo de los clavos encuentra la prueba decisiva que era amado, esperado, comprendido. Se encuentra frente a un mesías lleno de dulzura, de misericordia, de ternura. Era lo que el señor buscaba en las profundidades secretas del propio ser, porque había siempre sabido que era así. Recuperado el contacto personal con la amabilidad y la misericordiosa paciencia de Cristo, Tomás comprende el significado profundo de la resurrección e, íntimamente transformado, declara su fe plena y total en él exclamando: ¡Mi señor y mi Dios”, añadió. 

El Papa agregó que en la llagas de Jesús se puede descubrir la misericordia divina, que supera todo límite y resplandece sobre la oscuridad del mal y del pecado. Entonces recordó el Jubileo Extraordinario dedicado justamente a la misericordia y que él convocó de manera formal la víspera, al promulgar la bula “Misericordiae Vultus”. 

Entonces precisó: “El rostro de la misericordia es Jesucristo. Tengamos la mirada siempre dirigida a él. Que él siempre nos busca, nos espera, nos perdona, tan misericordioso es. No le dan miedo nuestras miserias, en sus llagas nos cura y perdona todos nuestros pecados”. 

Al finalizar, saludó a los fieles de las Iglesias de Oriente que, según su calendario, celebran este día la Pascua. En uno de sus gestos típicos pidió a todos los presentes sumarse a esa fiesta con un aplauso, que resonó en la plaza.  

Agradeció los mensajes de felicitación por la Pascua que le llegaron de todas partes del mundo. “Con gratitud los devuelvo todos”, exclamó, antes de concluir con su frase de rito: “¡Y continúen rezando por mí!”.

http://vaticaninsider.lastampa.it/es/vaticano/dettagliospain/articolo/francesco-francis-francisco-40333/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Dom Abr 12, 2015 10:05 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Papa Francisco: Contemplemos la Divina Misericordia que resplandece sobre el mal»
Por Alvaro de Juana
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Papa Francisco hoy al presidir rezo del Regina Coeli. Foto: Bohumil Petrik / ACI Prensa

VATICANO, 12 Abr. 15 / 10:46 am (ACI/EWTN Noticias).- Después de la Misa por el centenario del martirio armenio con la proclamación de San Gregorio de Narek como nuevo Doctor de la Iglesia, el Papa Francisco rezó el Regina Coeli desde la ventana del estudio del Palacio Apostólico.

En una mañana soleada, miles de peregrinos se acercaron hasta la Plaza de San Pedro para escucharle en el Segundo Domingo de Pascua, Fiesta de la Divina Misericordia.

El Pontífice habló del Evangelio, en el que Jesús aparece ante los discípulos y en esta ocasión está presente Santo Tomás. “Jesús vuelve a presentarse en medio suyo y se dirige rápidamente a Tomás, invitándolo a tocar las heridas de sus manos y de su costado. Va a encontrarse con su incredulidad, para que, a través de los signos de la pasión, pueda llegar a la plenitud de la fe pascual”.

El Papa habló de Santo Tomás, quien “no está satisfecho y busca, tiene la intención de ver por sí mismo, quiere tener una experiencia personal”.

“Después de las resistencias iniciales y las inquietudes, al final llega también él a creer”. Mientras, “Jesús lo atiende pacientemente y se ofrece a la dificultad y a las inseguridades del último que ha llegado”.

Francisco explicó que “al contacto salvífico con las llagas del Resucitado, Tomás manifiesta sus las propias heridas, sus propias laceraciones, la propia humillación”. “Se encuentra frente a un Mesías lleno de dulzura, de misericordia, de ternura” y “reencontrado el contacto personal con la amabilidad y la misericordiosa paciencia de Cristo, Tomás comprendió el significado profundo de su Resurrección e, íntimamente transformado, declara su fe llena y total en Él exclamando: ‘¡Señor mío y Dios mío!”.

El Pontífice dijo que lo mismo que a Santo Tomás “nos pasa a muchos de nosotros”. Por ello, “en este segundo Domingo de Pascua somos invitados a contemplar en las llagas del Resucitado la Divina Misericordia, que supera cada límite humano y resplandece sobre la oscuridad del mal y el pecado”.

“Un tiempo intenso y prolongado para acoger la inmensa riqueza del amor misericordioso de Dios será el próximo Jubileo Extraordinario de la Misericordia, cuya Bula de convocatoria promulgué ayer por la tarde en la Basílica de San Pedro”, recordó.

El Papa pidió dirigir la mirada al Señor y a la Virgen Madre, para que “nos ayude a ser misericordiosos con los otros como Jesús lo es con nosotros”.

Después de rezar el Regina Coeli, saludó a todos los fieles peregrinos provenientes de diversas partes de Italia y del mundo.

Saludó también a los fieles de Roma que participaron unas horas antes en una eucaristía en la iglesia de “Santo Spirito in Sassia”, centro de devoción a la Divina Misericordia. También envió un saludo a las comunidades neocatecumenales de Roma “que inician hoy una misión especial en las plazas de la ciudad para orar y dar testimonio de la fe”.

Por último, dirigió un cordial saludo a los fieles de las Iglesias de Oriente, que, según su calendario, “celebran hoy la Santa Pascua”. “Me uno a su alegría por el anuncio de Cristo Resucitado”.

Francisco agradeció además todos los mensajes que ha recibido en estos días de todo el mundo deseándole una buena Pascua.

https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-contemplemos-la-divina-misericordia-que-resplandece-sobre-el-mal-75457/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Lun Abr 13, 2015 1:29 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Papa Francisco enviará “Misioneros de la Misericordia” a todo el mundo en Cuaresma de 2016»[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Confesionarios en la JMJ Río 2013. Foto: Flickr de la Jornada Mundial da Juventude (CC-BY-NC-SA-2.0)

VATICANO, 12 Abr. 15 / 12:43 pm (ACI).- En su Bula “Misericordiae vultus”, con la que convocó ayer oficialmente el Jubileo de la Misericordia, el Papa Francisco anunció que enviará sacerdotes “Misioneros de la Misericordia” durante la Cuaresma de 2016.

El Jubileo de la Misericordia comenzará el 8 de diciembre de este año y concluirá el 20 de noviembre de 2016.

Francisco señaló que “durante la Cuaresma de este Año Santo tengo la intención de enviar los Misioneros de la Misericordia”.

Estos sacerdotes, explicó, “serán un signo de la solicitud materna de la Iglesia por el Pueblo de Dios, para que entre en profundidad en la riqueza de este misterio tan fundamental para la fe”.

El Santo Padre indicó que dará autoridad a estos sacerdotes para “perdonar también los pecados que están reservados a la Sede Apostólica”.

A continuación las palabras al Papa Francisco sobre el envío de Misioneros de la Misericordia:

Durante la Cuaresma de este Año Santo tengo la intención de enviar los Misioneros de la Misericordia. Serán un signo de la solicitud materna de la Iglesia por el Pueblo de Dios, para que entre en profundidad en la riqueza de este misterio tan fundamental para la fe. Serán sacerdotes a los cuales daré la autoridad de perdonar también los pecados que están reservados a la Sede Apostólica, para que se haga evidente la amplitud de su mandato. Serán, sobre todo, signo vivo de cómo el Padre acoge cuantos están en busca de su perdón. Serán misioneros de la misericordia porque serán los artífices ante todos de un encuentro cargado de humanidad, fuente de liberación, rico de responsabilidad, para superar los obstáculos y retomar la vida nueva del Bautismo.

Se dejarán conducir en su misión por las palabras del Apóstol: “Dios sometió a todos a la desobediencia, para tener misericordia de todos” (Rm 11,32). Todos entonces, sin excluir a nadie, están llamados a percibir el llamamiento a la misericordia. Los misioneros vivan esta llamada conscientes de poder fijar la mirada sobre Jesús, “sumo sacerdote misericordioso y digno de fe” (Hb 2,17).

Pido a los hermanos Obispos que inviten y acojan estos Misioneros, para que sean ante todo predicadores convincentes de la misericordia. Se organicen en las Diócesis “misiones para el pueblo” de modo que estos Misioneros sean anunciadores de la alegría del perdón. Se les pida celebrar el sacramento de la Reconciliación para los fieles, para que el tiempo de gracia donado en el Año jubilar permita a tantos hijos alejados encontrar el camino de regreso hacia la casa paterna.

Los Pastores, especialmente durante el tiempo fuerte de Cuaresma, sean solícitos en el invitar a los fieles a acercarse “al trono de la gracia, a fin de obtener misericordia y alcanzar la gracia” (Hb 4,16).
https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-enviara-misioneros-de-la-misericordia-a-todo-el-mundo-en-cuaresma-de-2016-48963/

Para leer el texto completo de la Bula de Convocación “Misericordiae vultus”, puede ingresar a:
https://www.aciprensa.com/noticias/texto-completo-bula-del-papa-francisco-para-convocar-jubileo-de-la-misericordia-24882/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Silden
Corresponsal
Corresponsal


Sexo : Femenino Localización : argentina
Fecha de inscripción : 04/04/2012
Edad : 66
Mensajes : 23125
Puntos : 47717

MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Lun Abr 13, 2015 1:32 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
«Mons. Carballo: La formación de los consagrados y consagradas “dura toda la vida”»
Por Marta Jiménez
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Formación de consagrados / Foto: Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica

VATICANO, 12 Abr. 15 / 04:25 pm (ACI).- El Secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, Mons. José Rodríguez Carballo, asegura que la formación de los consagrados y consagradas es algo que “dura toda la vida”.

Desde el Congreso Internacional de Formadores y Formadoras para la Vida Consagrada, que se celebra del 7 al 11 de abril en Roma, el Prelado explicó en declaraciones a ACI Prensa que “formarse a la vida consagrada no significa simplemente transmitir conceptos, -aunque sean necesarios-, sino que formar a la vida consagrada es formar a los sentimientos de Cristo Jesús hacia el Padre. Por eso la formación es permanente, dura toda la vida y los consagrados tenemos que sentirnos en formación todos los días de nuestra vida”.

En el congreso participan unos 1.400 religiosas y religiosos de todo el mundo y se inició con una Vigilia de oración en la iglesia de la parroquia de San Gregorio VII. El evento concluirá el 11 de abril con una Misa en la Basílica de San Pedro a las 9:30 a.m. que será presidida por el Cardenal Braz de Aviz.

Los objetivos del congreso es clarificar cuáles son las urgencias formativas actuales. El primer día se analizó el concepto de formación en su integridad y en la conformación con Cristo. “Formarse a la vida consagrada no significa simplemente transmitir conceptos, -aunque sean necesarios-, sino que formar a la vida consagrada es formar a los sentimientos de Cristo Jesús hacia el Padre. Por eso la formación es permanente, dura toda la vida y los consagrados tenemos que sentirnos en formación todos los días de nuestra vida”, afirmó Mons. Carballo.

El segundo día se analizaron las metodologías de formación, centradas en la metodología de formación ejercida por Jesús con sus discípulos. “Pensamos que es la correcta, es una metodología que yo definiría como un 'provocativo-interpretativo', es decir Jesús provoca a sus discípulos. Basta con ver el texto de los discípulos de Emaús: '¿De qué estáis hablando?', provoca. Y después interpreta: '¿Pero no sabíais que …?'”, indicó el Prelado.

Por la tarde los formadores analizaron temas como la afectividad, la complementariedad entre el hombre y la mujer, el diálogo con las culturas dentro de la vida consagrada, justicia, paz y ecología, y la comunidad formativa.

El viernes por la mañana se insistió en la misión y la afectividad. “Un tema crucial en este momento cultural que vivimos para quien quiere consagrar su vida a Jesús viviendo en castidad o en virginidad”, señaló Mons. Carballo. Por la tarde se celebró una mesa redonda donde diversos formadores presentaron sus experiencias formativas.

El sábado los participantes participarán de una Eucaristía Solemne en la Basílica de San Pedro y al mediodía encontrarán al Papa Francisco. El Santo Padre está siendo informado detalladamente del encuentro y conoce los trabajos del congreso. Para los participantes es importante escuchar su palabra como Sucesor de Pedro y, como consagrado que es, “nos sorprenderá con líneas importantes a seguir en la formación”.

Después se celebrará un foro dirigido por un representante de la Congregación para el Clero; otro de la Congregación para la Educación Católica; y otro de la Congregación de Vida Consagrada, y cada uno de ellos expondrá un resumen de los aspectos en los que insiste cada dicasterio a nivel formativo, que servirá como mensaje final del congreso y a todos los formadores del mundo.

“No es que se trate de una decisión, simplemente dar orientaciones. Hemos encontrado unos formadores y formadoras muy abiertos a las enseñanzas del dicasterio. Como es lógico también hay discusiones sobre los aspectos concretos de la pedagogía formativa, pero hay un ambiente maravilloso, de gran fraternidad, alegría, entrega, capacidad de servicio. Se vive el congreso en un clima de oración y en comunión con todos los religiosos del mundo”, aseguró Mons. Carballo.

Cada mañana en el congreso los 1.400 formadores oran por los cristianos perseguidos, en especial en Irak, Siria y Kenia, así como por los religiosos y religiosas, que dan testimonio de su fidelidad a Dios y al pueblo acompañan a las personas en dificultad.

“Son ejemplos para todos nosotros, y pedimos a todo el mundo, sobre todo a los países que tienen autoridad para ello, que impidan estas masacres de cristianos por el único delito de ser discípulos de Jesús”, dijo Mons. Carballo.

“El mundo no puede estar callado ante este drama. Que ayuden en la medida de los posible a esos consagrados que siguen estando en medio a las periferias y que son los únicos que muchas veces están al lado de la gente que más sufren”, subrayó.

En el Año de la Vida Consagrada, el Prelado recordó cuando fue también formador. “Nunca quise ser formador, porque es un servicio poco apetecible si lo comparas con otros. Hoy, mirando atrás, considero que después del don de la vida, de la fe, la vocación religiosa y sacerdotal, el don más grande que he recibido es tener tantos años como formador. Porque el formador da mucho, pero recibe muchísimo más de lo que da. Basta con estar cerca de ellos, abierto a ellos, y uno sale profundamente enriquecido. Por eso el mensaje que queremos dar es un mensaje de esperanza y entrega sin medida de tiempo ni energías a este ministerio sacro, imprescindible, e importantísimo para la transmisión de los diversos carismas”, afirmó.

El Año de la Vida Consagrada comenzó el 29 de noviembre de 2014 y concluirá el 21 de noviembre de 2015, en el marco de los cincuenta años del “Perfectae caritatis”, el decreto del Concilio Ecuménico Vaticano II sobre la adecuada renovación de la vida religiosa.

“En las manos de los formadores está en gran parte el presente el presente que ya es futuro de la vida consagrada, por eso queremos agradecer ese ministerio y al mismo tiempo dar gran esperanza para que siga viviendo con gozo su vocación y su ministerio al servicio de los hermanos que la providencia pone en su camino”, concluyó.

https://www.aciprensa.com/noticias/mons-carballo-la-formacion-de-los-consagrados-y-consagradas-dura-toda-la-vida-42406/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.   Hoy a las 9:31 am

Volver arriba Ir abajo
 
El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 38 de 40.Ir a la página : Precedente  1 ... 20 ... 37, 38, 39, 40  Siguiente
 Temas similares
-
» El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.
» El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.
» El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.
» El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.
» El nuevo Papa es el argentino Bergoglio.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
El Viaje de Libertad  :: EL PLANETA TIERRA :: Noticias de Actualidad-
Cambiar a: